Catalogo - En el garaje

Décima Víctima

En el garaje


Ver carrito

19,00

Munster

Décima Víctima

En el garaje


SKU: MR 394  |  , ,

Durante su breve trayectoria entre 1981 y 1984, Décima Víctima desarrollaron un sonido muy personal con reminiscencias a grupos del post-punk británico como Joy Division y The Cure. Aunque el éxito comercial les fue esquivo, pocas veces ha logrado un grupo español un nivel tan alto de calidad,coherencia y personalidad en su música. Este LP contiene grabaciones inéditas de Décima Víctima registradas en noviembre de 1983, un mes antes de su último concierto. Siete de estas canciones tienen letras diferentes a las que serían grabadas posteriormente para el álbum Un hombre solo. Así las interpretaron aquella noche sobre el escenario de Rock-Ola, por lo que este disco puede considerarse, en parte, una aproximación a su última actuación y a su potente sonido en directo.

Tras muchos años, hemos recuperado un ensayo que teníamos en una vieja casete. Originalmente se había grabado en un antiguo cuatro pistas cuya cinta, desgraciadamente, se ha perdido. La historia de esta grabación se remonta al último fin de semana de octubre de 1983, cuando nos fuimos a grabar a un chalet de la familia de Paco Trinidad al norte de Madrid, en la sierra. Aquel fin de semana fue inesperadamente frío y nos pilló desprevenidos. Fuimos en coche rodeados por la niebla y antes de volver tuvimos que quitar como pudimos el hielo del parabrisas. En el chalet, Paco estuvo grabando en un cuatro pistas nuestros últimos temas. La grabación se hizo prácticamente en vivo, exceptuando alguna toma añadida de Lars tocando el clarinete y algún detalle de guitarra. El sonido a garaje, como su propio nombre indica, se consiguió en el garaje del chalet y en una habitación contigua donde José Brena tocó la batería. Yo solía escribir la mayoría de las letras. Siempre me llevaba mucho tiempo y, con el descontrol de trabajar fuera de Madrid desde hacía algunos meses, solo estaban acabadas las letras de ‘Un hombre solo’ y ‘Bajo un cielo abierto. En los ensayos solía tararear el resto de temas, algo que quedaba parcialmente oculto con el efecto de eco en la voz. Afortunadamente, Lars trajo escritas las letras que faltaban para aquella grabación. En esta cinta el tema ‘Una vez más’ es instrumental y ha pasado tanto tiempo que no conseguimos recordar si en el momento era así o aún no tenía la melodía de la voz definida. Para la edición de estudio de los temas que pertenecen al disco Un hombre solo reescribí la mayoría de las letras. De Lars quedó ‘La frontera perdida’. No es que sus letras no estuvieran bien, pero me resultaba más cómodo e íntimo cantar las mías. Nunca hubo problema en ello porque considerábamos que voz y letra estaban unidas y cada uno tenía libertad para desarrollar su parte del tema. A nivel económico tampoco porque siempre registramos los temas como compuestos por todo el grupo, sin distinción de letra y música. El diseño de la portada corresponde, como la de todos nuestros discos, a Lars. Sobre un montaje de las fotos de la actuación en la entrega de premios de la Maqueta de Oro del Diario Pop en marzo de 1983 y otra de nosotros en el camerino de Rock-Ola después de acabar nuestro último concierto. El trabajo de investigación, búsqueda y coordinación entre amigos de amigos para encontrar fotos nuestras lo ha hecho Áurea Cuní. El proyecto de este disco comenzó hace meses cuando Per y su mujer, Áurea, comentaron que habían vuelto a escuchar esa casete de Décima Víctima que guardaban en el trastero y que se notaba la fuerza que teníamos como grupo. Decían que era un testimonio interesante para el coleccionista, y que lo debíamos editar. El hecho de que parte de las letras no fueran las definitivas es una rareza añadida que muestra el proceso de desarrollo y transformación del LP Un hombre solo. Esa misma noche a altas horas, solo en el salón de casa y con auriculares, después de casi 40 años, me emocioné recordando el sonido tan personal que teníamos cuando estábamos todos juntos. Carlos Entrena, 2019

Durante su breve trayectoria entre 1981 y 1984, Décima Víctima desarrollaron un sonido muy personal con reminiscencias a grupos del afterpunk británico como Joy Division y The Cure. Publicaron dos LPs, un maxisingle, dos EPs y tres singles. Aunque el éxito comercial los evadió, pocas veces ha logrado un grupo español un nivel tan alto de calidad y coherencia en su música y personalidad. A pesar de haber estado activos durante menos de tres años, Décima Víctima dejaron un legado duradero y su influencia pudo apreciarse posteriormente en grupos como Family, Los Planetas y Sr Chinarro.

Ver carrito

19,00

Munster

Durante su breve trayectoria entre 1981 y 1984, Décima Víctima desarrollaron un sonido muy personal con reminiscencias a grupos del post-punk británico como Joy Division y The Cure. Aunque el éxito comercial les fue esquivo, pocas veces ha logrado un grupo español un nivel tan alto de calidad,coherencia y personalidad en su música. Este LP contiene grabaciones inéditas de Décima Víctima registradas en noviembre de 1983, un mes antes de su último concierto. Siete de estas canciones tienen letras diferentes a las que serían grabadas posteriormente para el álbum Un hombre solo. Así las interpretaron aquella noche sobre el escenario de Rock-Ola, por lo que este disco puede considerarse, en parte, una aproximación a su última actuación y a su potente sonido en directo.

Tras muchos años, hemos recuperado un ensayo que teníamos en una vieja casete. Originalmente se había grabado en un antiguo cuatro pistas cuya cinta, desgraciadamente, se ha perdido. La historia de esta grabación se remonta al último fin de semana de octubre de 1983, cuando nos fuimos a grabar a un chalet de la familia de Paco Trinidad al norte de Madrid, en la sierra. Aquel fin de semana fue inesperadamente frío y nos pilló desprevenidos. Fuimos en coche rodeados por la niebla y antes de volver tuvimos que quitar como pudimos el hielo del parabrisas. En el chalet, Paco estuvo grabando en un cuatro pistas nuestros últimos temas. La grabación se hizo prácticamente en vivo, exceptuando alguna toma añadida de Lars tocando el clarinete y algún detalle de guitarra. El sonido a garaje, como su propio nombre indica, se consiguió en el garaje del chalet y en una habitación contigua donde José Brena tocó la batería. Yo solía escribir la mayoría de las letras. Siempre me llevaba mucho tiempo y, con el descontrol de trabajar fuera de Madrid desde hacía algunos meses, solo estaban acabadas las letras de ‘Un hombre solo’ y ‘Bajo un cielo abierto. En los ensayos solía tararear el resto de temas, algo que quedaba parcialmente oculto con el efecto de eco en la voz. Afortunadamente, Lars trajo escritas las letras que faltaban para aquella grabación. En esta cinta el tema ‘Una vez más’ es instrumental y ha pasado tanto tiempo que no conseguimos recordar si en el momento era así o aún no tenía la melodía de la voz definida. Para la edición de estudio de los temas que pertenecen al disco Un hombre solo reescribí la mayoría de las letras. De Lars quedó ‘La frontera perdida’. No es que sus letras no estuvieran bien, pero me resultaba más cómodo e íntimo cantar las mías. Nunca hubo problema en ello porque considerábamos que voz y letra estaban unidas y cada uno tenía libertad para desarrollar su parte del tema. A nivel económico tampoco porque siempre registramos los temas como compuestos por todo el grupo, sin distinción de letra y música. El diseño de la portada corresponde, como la de todos nuestros discos, a Lars. Sobre un montaje de las fotos de la actuación en la entrega de premios de la Maqueta de Oro del Diario Pop en marzo de 1983 y otra de nosotros en el camerino de Rock-Ola después de acabar nuestro último concierto. El trabajo de investigación, búsqueda y coordinación entre amigos de amigos para encontrar fotos nuestras lo ha hecho Áurea Cuní. El proyecto de este disco comenzó hace meses cuando Per y su mujer, Áurea, comentaron que habían vuelto a escuchar esa casete de Décima Víctima que guardaban en el trastero y que se notaba la fuerza que teníamos como grupo. Decían que era un testimonio interesante para el coleccionista, y que lo debíamos editar. El hecho de que parte de las letras no fueran las definitivas es una rareza añadida que muestra el proceso de desarrollo y transformación del LP Un hombre solo. Esa misma noche a altas horas, solo en el salón de casa y con auriculares, después de casi 40 años, me emocioné recordando el sonido tan personal que teníamos cuando estábamos todos juntos. Carlos Entrena, 2019

Productos relacionados


Ver carrito

19,00

Munster

En el garaje

SKU: MR 394  |  , ,

Durante su breve trayectoria entre 1981 y 1984, Décima Víctima desarrollaron un sonido muy personal con reminiscencias a grupos del post-punk británico como Joy Division y The Cure. Aunque el éxito comercial les fue esquivo, pocas veces ha logrado un grupo español un nivel tan alto de calidad,coherencia y personalidad en su música. Este LP contiene grabaciones inéditas de Décima Víctima registradas en noviembre de 1983, un mes antes de su último concierto. Siete de estas canciones tienen letras diferentes a las que serían grabadas posteriormente para el álbum Un hombre solo. Así las interpretaron aquella noche sobre el escenario de Rock-Ola, por lo que este disco puede considerarse, en parte, una aproximación a su última actuación y a su potente sonido en directo.

Tras muchos años, hemos recuperado un ensayo que teníamos en una vieja casete. Originalmente se había grabado en un antiguo cuatro pistas cuya cinta, desgraciadamente, se ha perdido. La historia de esta grabación se remonta al último fin de semana de octubre de 1983, cuando nos fuimos a grabar a un chalet de la familia de Paco Trinidad al norte de Madrid, en la sierra. Aquel fin de semana fue inesperadamente frío y nos pilló desprevenidos. Fuimos en coche rodeados por la niebla y antes de volver tuvimos que quitar como pudimos el hielo del parabrisas. En el chalet, Paco estuvo grabando en un cuatro pistas nuestros últimos temas. La grabación se hizo prácticamente en vivo, exceptuando alguna toma añadida de Lars tocando el clarinete y algún detalle de guitarra. El sonido a garaje, como su propio nombre indica, se consiguió en el garaje del chalet y en una habitación contigua donde José Brena tocó la batería. Yo solía escribir la mayoría de las letras. Siempre me llevaba mucho tiempo y, con el descontrol de trabajar fuera de Madrid desde hacía algunos meses, solo estaban acabadas las letras de ‘Un hombre solo’ y ‘Bajo un cielo abierto. En los ensayos solía tararear el resto de temas, algo que quedaba parcialmente oculto con el efecto de eco en la voz. Afortunadamente, Lars trajo escritas las letras que faltaban para aquella grabación. En esta cinta el tema ‘Una vez más’ es instrumental y ha pasado tanto tiempo que no conseguimos recordar si en el momento era así o aún no tenía la melodía de la voz definida. Para la edición de estudio de los temas que pertenecen al disco Un hombre solo reescribí la mayoría de las letras. De Lars quedó ‘La frontera perdida’. No es que sus letras no estuvieran bien, pero me resultaba más cómodo e íntimo cantar las mías. Nunca hubo problema en ello porque considerábamos que voz y letra estaban unidas y cada uno tenía libertad para desarrollar su parte del tema. A nivel económico tampoco porque siempre registramos los temas como compuestos por todo el grupo, sin distinción de letra y música. El diseño de la portada corresponde, como la de todos nuestros discos, a Lars. Sobre un montaje de las fotos de la actuación en la entrega de premios de la Maqueta de Oro del Diario Pop en marzo de 1983 y otra de nosotros en el camerino de Rock-Ola después de acabar nuestro último concierto. El trabajo de investigación, búsqueda y coordinación entre amigos de amigos para encontrar fotos nuestras lo ha hecho Áurea Cuní. El proyecto de este disco comenzó hace meses cuando Per y su mujer, Áurea, comentaron que habían vuelto a escuchar esa casete de Décima Víctima que guardaban en el trastero y que se notaba la fuerza que teníamos como grupo. Decían que era un testimonio interesante para el coleccionista, y que lo debíamos editar. El hecho de que parte de las letras no fueran las definitivas es una rareza añadida que muestra el proceso de desarrollo y transformación del LP Un hombre solo. Esa misma noche a altas horas, solo en el salón de casa y con auriculares, después de casi 40 años, me emocioné recordando el sonido tan personal que teníamos cuando estábamos todos juntos. Carlos Entrena, 2019


Ver carrito

19,00

Munster

Décima Víctima

En el garaje

SKU: MR 394  |  , ,

Durante su breve trayectoria entre 1981 y 1984, Décima Víctima desarrollaron un sonido muy personal con reminiscencias a grupos del post-punk británico como Joy Division y The Cure. Aunque el éxito comercial les fue esquivo, pocas veces ha logrado un grupo español un nivel tan alto de calidad,coherencia y personalidad en su música. Este LP contiene grabaciones inéditas de Décima Víctima registradas en noviembre de 1983, un mes antes de su último concierto. Siete de estas canciones tienen letras diferentes a las que serían grabadas posteriormente para el álbum Un hombre solo. Así las interpretaron aquella noche sobre el escenario de Rock-Ola, por lo que este disco puede considerarse, en parte, una aproximación a su última actuación y a su potente sonido en directo.

Tras muchos años, hemos recuperado un ensayo que teníamos en una vieja casete. Originalmente se había grabado en un antiguo cuatro pistas cuya cinta, desgraciadamente, se ha perdido. La historia de esta grabación se remonta al último fin de semana de octubre de 1983, cuando nos fuimos a grabar a un chalet de la familia de Paco Trinidad al norte de Madrid, en la sierra. Aquel fin de semana fue inesperadamente frío y nos pilló desprevenidos. Fuimos en coche rodeados por la niebla y antes de volver tuvimos que quitar como pudimos el hielo del parabrisas. En el chalet, Paco estuvo grabando en un cuatro pistas nuestros últimos temas. La grabación se hizo prácticamente en vivo, exceptuando alguna toma añadida de Lars tocando el clarinete y algún detalle de guitarra. El sonido a garaje, como su propio nombre indica, se consiguió en el garaje del chalet y en una habitación contigua donde José Brena tocó la batería. Yo solía escribir la mayoría de las letras. Siempre me llevaba mucho tiempo y, con el descontrol de trabajar fuera de Madrid desde hacía algunos meses, solo estaban acabadas las letras de ‘Un hombre solo’ y ‘Bajo un cielo abierto. En los ensayos solía tararear el resto de temas, algo que quedaba parcialmente oculto con el efecto de eco en la voz. Afortunadamente, Lars trajo escritas las letras que faltaban para aquella grabación. En esta cinta el tema ‘Una vez más’ es instrumental y ha pasado tanto tiempo que no conseguimos recordar si en el momento era así o aún no tenía la melodía de la voz definida. Para la edición de estudio de los temas que pertenecen al disco Un hombre solo reescribí la mayoría de las letras. De Lars quedó ‘La frontera perdida’. No es que sus letras no estuvieran bien, pero me resultaba más cómodo e íntimo cantar las mías. Nunca hubo problema en ello porque considerábamos que voz y letra estaban unidas y cada uno tenía libertad para desarrollar su parte del tema. A nivel económico tampoco porque siempre registramos los temas como compuestos por todo el grupo, sin distinción de letra y música. El diseño de la portada corresponde, como la de todos nuestros discos, a Lars. Sobre un montaje de las fotos de la actuación en la entrega de premios de la Maqueta de Oro del Diario Pop en marzo de 1983 y otra de nosotros en el camerino de Rock-Ola después de acabar nuestro último concierto. El trabajo de investigación, búsqueda y coordinación entre amigos de amigos para encontrar fotos nuestras lo ha hecho Áurea Cuní. El proyecto de este disco comenzó hace meses cuando Per y su mujer, Áurea, comentaron que habían vuelto a escuchar esa casete de Décima Víctima que guardaban en el trastero y que se notaba la fuerza que teníamos como grupo. Decían que era un testimonio interesante para el coleccionista, y que lo debíamos editar. El hecho de que parte de las letras no fueran las definitivas es una rareza añadida que muestra el proceso de desarrollo y transformación del LP Un hombre solo. Esa misma noche a altas horas, solo en el salón de casa y con auriculares, después de casi 40 años, me emocioné recordando el sonido tan personal que teníamos cuando estábamos todos juntos. Carlos Entrena, 2019

Productos relacionados