Catalogo - S/T

WGANDA KENYA / KAMMPALA GRUPO

S/T


23,00


WGANDA KENYA / KAMMPALA GRUPO

S/T


El Gallo Africano
El Gallo Africano
La Yuca Rayá
La Yuca Rayá
Caimito
Caimito
King Kong
King Kong
La Rihpyta
La Rihpyta
La Trompeta Loca
La Trompeta Loca
El Nativo
El Nativo
Chao Amor
Chao Amor
El Testamento
El Testamento
SKU: VAMPI 285  |  , EAN o ISBN: 8435008864514

Una colección salvaje y funky de temas de inspiración afro que se adelantó a su tiempo en 1977, que se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo debido al creciente interés en la cultura de picós colombianos. Fruko y sus bandas de estudio Wganda Kenya y Kammpala Grupo nos regalan un variado set de estilos africanos y caribeños, mezclado con sintetizadores locos, guitarras psicodélicas y ritmos panafricanos contagiosos.

Primera reedición. Vinilo de 180 gr

En el momento en el que Discos Fuentes publicaba el álbum “Wganda Kenya Kammpala Grupo” en 1977, la discografía de Wganda Kenya estaba ampliándose con muchos singles y apariciones en recopilatorios. El disco debut del grupo en 1975 “África 5.000” fue un larga duración en los Estados Unidos mientras que salió en formato recopilatorio en Colombia, al que siguió el disco homónimo al año siguiente. Sin embargo, Kammpala Grupo, con quienes comparten el título del disco y firman en él tres canciones, nunca antes habían aparecido en ningún lado, y eran básicamente el mismo grupo de estudio que Wganda Kenya. Con toda probabilidad, la creación de este proyecto de corta duración no fue más que un truco del sello para hacer ver que contaba con más bandas que tocaban ese tipo de canciones exóticas de corte africano tan del gusto de los DJs picoteros de la costa caribeña de Colombia (especialmente Barranquilla y Cartagena).

En 1974 la dirección de Discos Fuentes había enviado al músico, productor y director de banda Julio Ernesto “Fruko” Estrada a la costa en una misión de A&R para descubrir qué se bailaba en las verbenas organizadas por los propietarios de los picós (discotecas móviles decoradas de una forma particular). A Fruko se le encargó volver a Medellín con ejemplos de canciones populares en esos estilos esotéricos de discos africanos y antillanos difíciles de encontrar para que sirvieran de inspiración (o ser directamente copiados) de tal forma que el sello pudiera entrar en el creciente mercado regional y expandir su popularidad en el interior de Colombia y otros territorios de América latina a través de su creación de estudio, Wganda Kenya. Fuentes volvía a explotar la riqueza de la cultura afro costeña como había hecho antes con la cumbia y otros géneros regionales, así que no resultó sorprendente que estuvieran alineados con este fenómeno nicho de un sector popular y marginado de la población. Los estilos más populares entre los bailarines de champeta en los 70 y 80 eran la rumba congoleña, highlife, afrobeat, juju, mbaqanga y soukous así como la música de Haití, Guadalupe, Martinica, Curaçao… que era celosamente guardada por los DJs que habían logrado conseguirla, a menudo en condiciones extremas.

El disco arranca con el alegre ‘El gallo africano’ que incluye la exquisita interacción entre el estilo highlife del guitarrista Sepúlveda y el saxo de sonido auténticamente africano, tocado probablemente por Carlos Piña. En realidad se trata de ‘Go Call Police Chief’ del prolífico guitarrista nigeriano de highlife Chief Oliver Sunday Akanite, aka Oliver De Coque. Le sigue ‘La yuca rayá’ de Kammpala Grupo, escrita por Isaac Villanueva en un estilo que acuñó como son haitiano que suena muy parecido a la música Shona mbira de Zimbawe. Por el contrario, ‘Caimito’ (un tipo de fruta tropical) de Wganda Kenya es realmente una versión de un merengue haitiano relativamente conocido.

Kammpala Grupo por su parte nos trasladan al ambiente multicultural de las discotecas de Paris, a través de una versión del himno afro-boogie de Black Soul ‘Black Soul Music’, rebautizado como ‘King Kong’, probablemente como guiño al remake de 1976 de la película del mismo título.

En el lado B, se nos introduce en el ritmo contagioso del merengue rebita de Angola via ‘La riphyta’ con las vocales de “Paparí”, aka Mariano Sepúlveda, y también replicando fielmente el estilo angoleño de guitarra. ‘La Trompeta Loca’, posiblemente el corte más loco de todo el álbum, es una ingeniosa versión de ‘Ye Gbawa Oo Baba (Tributo a Nigeria)’ de Joe Mensah of Ghana. Como ocurre con todas sus versiones de canciones africanas, esta refuerza el original con un poco de brillo pop, una percusión más sólida y una producción más pulida, transformándola en un potente llenapistas. Le sigue una de las mejores canciones originales de Wganda Kenya, el himno reggae ‘El nativo’ de Mike Char con Joe Arroyo como cantante.

El disco finaliza con un toque auténticamente caribeño con el instrumental ‘El testamento’, un alegre tema isleño con metales brillantes, ritmos de calipso sincopados y sonido de cuatro. El original era un mento titulado ‘Sweet meat’, escrito y grabado por el trompetista jamaicano Bobby Ellis.

Con todos estos sonidos afro, salvajes y funky, en sus surcos, “Wganda Kenya Kammpala Grupo” se adelantó a su tiempo y se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo en años recientes, especialmente debido al creciente interés en el fenómeno de los picós (sound systems).


23,00


El Gallo Africano
El Gallo Africano
La Yuca Rayá
La Yuca Rayá
Caimito
Caimito
King Kong
King Kong
La Rihpyta
La Rihpyta
La Trompeta Loca
La Trompeta Loca
El Nativo
El Nativo
Chao Amor
Chao Amor
El Testamento
El Testamento

Una colección salvaje y funky de temas de inspiración afro que se adelantó a su tiempo en 1977, que se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo debido al creciente interés en la cultura de picós colombianos. Fruko y sus bandas de estudio Wganda Kenya y Kammpala Grupo nos regalan un variado set de estilos africanos y caribeños, mezclado con sintetizadores locos, guitarras psicodélicas y ritmos panafricanos contagiosos.

Primera reedición. Vinilo de 180 gr

En el momento en el que Discos Fuentes publicaba el álbum “Wganda Kenya Kammpala Grupo” en 1977, la discografía de Wganda Kenya estaba ampliándose con muchos singles y apariciones en recopilatorios. El disco debut del grupo en 1975 “África 5.000” fue un larga duración en los Estados Unidos mientras que salió en formato recopilatorio en Colombia, al que siguió el disco homónimo al año siguiente. Sin embargo, Kammpala Grupo, con quienes comparten el título del disco y firman en él tres canciones, nunca antes habían aparecido en ningún lado, y eran básicamente el mismo grupo de estudio que Wganda Kenya. Con toda probabilidad, la creación de este proyecto de corta duración no fue más que un truco del sello para hacer ver que contaba con más bandas que tocaban ese tipo de canciones exóticas de corte africano tan del gusto de los DJs picoteros de la costa caribeña de Colombia (especialmente Barranquilla y Cartagena).

En 1974 la dirección de Discos Fuentes había enviado al músico, productor y director de banda Julio Ernesto “Fruko” Estrada a la costa en una misión de A&R para descubrir qué se bailaba en las verbenas organizadas por los propietarios de los picós (discotecas móviles decoradas de una forma particular). A Fruko se le encargó volver a Medellín con ejemplos de canciones populares en esos estilos esotéricos de discos africanos y antillanos difíciles de encontrar para que sirvieran de inspiración (o ser directamente copiados) de tal forma que el sello pudiera entrar en el creciente mercado regional y expandir su popularidad en el interior de Colombia y otros territorios de América latina a través de su creación de estudio, Wganda Kenya. Fuentes volvía a explotar la riqueza de la cultura afro costeña como había hecho antes con la cumbia y otros géneros regionales, así que no resultó sorprendente que estuvieran alineados con este fenómeno nicho de un sector popular y marginado de la población. Los estilos más populares entre los bailarines de champeta en los 70 y 80 eran la rumba congoleña, highlife, afrobeat, juju, mbaqanga y soukous así como la música de Haití, Guadalupe, Martinica, Curaçao… que era celosamente guardada por los DJs que habían logrado conseguirla, a menudo en condiciones extremas.

El disco arranca con el alegre ‘El gallo africano’ que incluye la exquisita interacción entre el estilo highlife del guitarrista Sepúlveda y el saxo de sonido auténticamente africano, tocado probablemente por Carlos Piña. En realidad se trata de ‘Go Call Police Chief’ del prolífico guitarrista nigeriano de highlife Chief Oliver Sunday Akanite, aka Oliver De Coque. Le sigue ‘La yuca rayá’ de Kammpala Grupo, escrita por Isaac Villanueva en un estilo que acuñó como son haitiano que suena muy parecido a la música Shona mbira de Zimbawe. Por el contrario, ‘Caimito’ (un tipo de fruta tropical) de Wganda Kenya es realmente una versión de un merengue haitiano relativamente conocido.

Kammpala Grupo por su parte nos trasladan al ambiente multicultural de las discotecas de Paris, a través de una versión del himno afro-boogie de Black Soul ‘Black Soul Music’, rebautizado como ‘King Kong’, probablemente como guiño al remake de 1976 de la película del mismo título.

En el lado B, se nos introduce en el ritmo contagioso del merengue rebita de Angola via ‘La riphyta’ con las vocales de “Paparí”, aka Mariano Sepúlveda, y también replicando fielmente el estilo angoleño de guitarra. ‘La Trompeta Loca’, posiblemente el corte más loco de todo el álbum, es una ingeniosa versión de ‘Ye Gbawa Oo Baba (Tributo a Nigeria)’ de Joe Mensah of Ghana. Como ocurre con todas sus versiones de canciones africanas, esta refuerza el original con un poco de brillo pop, una percusión más sólida y una producción más pulida, transformándola en un potente llenapistas. Le sigue una de las mejores canciones originales de Wganda Kenya, el himno reggae ‘El nativo’ de Mike Char con Joe Arroyo como cantante.

El disco finaliza con un toque auténticamente caribeño con el instrumental ‘El testamento’, un alegre tema isleño con metales brillantes, ritmos de calipso sincopados y sonido de cuatro. El original era un mento titulado ‘Sweet meat’, escrito y grabado por el trompetista jamaicano Bobby Ellis.

Con todos estos sonidos afro, salvajes y funky, en sus surcos, “Wganda Kenya Kammpala Grupo” se adelantó a su tiempo y se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo en años recientes, especialmente debido al creciente interés en el fenómeno de los picós (sound systems).

Productos relacionados


23,00


S/T

El Gallo Africano
El Gallo Africano
La Yuca Rayá
La Yuca Rayá
Caimito
Caimito
King Kong
King Kong
La Rihpyta
La Rihpyta
La Trompeta Loca
La Trompeta Loca
El Nativo
El Nativo
Chao Amor
Chao Amor
El Testamento
El Testamento
SKU: VAMPI 285  |  , EAN o ISBN: 8435008864514

Una colección salvaje y funky de temas de inspiración afro que se adelantó a su tiempo en 1977, que se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo debido al creciente interés en la cultura de picós colombianos. Fruko y sus bandas de estudio Wganda Kenya y Kammpala Grupo nos regalan un variado set de estilos africanos y caribeños, mezclado con sintetizadores locos, guitarras psicodélicas y ritmos panafricanos contagiosos.

Primera reedición. Vinilo de 180 gr

En el momento en el que Discos Fuentes publicaba el álbum “Wganda Kenya Kammpala Grupo” en 1977, la discografía de Wganda Kenya estaba ampliándose con muchos singles y apariciones en recopilatorios. El disco debut del grupo en 1975 “África 5.000” fue un larga duración en los Estados Unidos mientras que salió en formato recopilatorio en Colombia, al que siguió el disco homónimo al año siguiente. Sin embargo, Kammpala Grupo, con quienes comparten el título del disco y firman en él tres canciones, nunca antes habían aparecido en ningún lado, y eran básicamente el mismo grupo de estudio que Wganda Kenya. Con toda probabilidad, la creación de este proyecto de corta duración no fue más que un truco del sello para hacer ver que contaba con más bandas que tocaban ese tipo de canciones exóticas de corte africano tan del gusto de los DJs picoteros de la costa caribeña de Colombia (especialmente Barranquilla y Cartagena).

En 1974 la dirección de Discos Fuentes había enviado al músico, productor y director de banda Julio Ernesto “Fruko” Estrada a la costa en una misión de A&R para descubrir qué se bailaba en las verbenas organizadas por los propietarios de los picós (discotecas móviles decoradas de una forma particular). A Fruko se le encargó volver a Medellín con ejemplos de canciones populares en esos estilos esotéricos de discos africanos y antillanos difíciles de encontrar para que sirvieran de inspiración (o ser directamente copiados) de tal forma que el sello pudiera entrar en el creciente mercado regional y expandir su popularidad en el interior de Colombia y otros territorios de América latina a través de su creación de estudio, Wganda Kenya. Fuentes volvía a explotar la riqueza de la cultura afro costeña como había hecho antes con la cumbia y otros géneros regionales, así que no resultó sorprendente que estuvieran alineados con este fenómeno nicho de un sector popular y marginado de la población. Los estilos más populares entre los bailarines de champeta en los 70 y 80 eran la rumba congoleña, highlife, afrobeat, juju, mbaqanga y soukous así como la música de Haití, Guadalupe, Martinica, Curaçao… que era celosamente guardada por los DJs que habían logrado conseguirla, a menudo en condiciones extremas.

El disco arranca con el alegre ‘El gallo africano’ que incluye la exquisita interacción entre el estilo highlife del guitarrista Sepúlveda y el saxo de sonido auténticamente africano, tocado probablemente por Carlos Piña. En realidad se trata de ‘Go Call Police Chief’ del prolífico guitarrista nigeriano de highlife Chief Oliver Sunday Akanite, aka Oliver De Coque. Le sigue ‘La yuca rayá’ de Kammpala Grupo, escrita por Isaac Villanueva en un estilo que acuñó como son haitiano que suena muy parecido a la música Shona mbira de Zimbawe. Por el contrario, ‘Caimito’ (un tipo de fruta tropical) de Wganda Kenya es realmente una versión de un merengue haitiano relativamente conocido.

Kammpala Grupo por su parte nos trasladan al ambiente multicultural de las discotecas de Paris, a través de una versión del himno afro-boogie de Black Soul ‘Black Soul Music’, rebautizado como ‘King Kong’, probablemente como guiño al remake de 1976 de la película del mismo título.

En el lado B, se nos introduce en el ritmo contagioso del merengue rebita de Angola via ‘La riphyta’ con las vocales de “Paparí”, aka Mariano Sepúlveda, y también replicando fielmente el estilo angoleño de guitarra. ‘La Trompeta Loca’, posiblemente el corte más loco de todo el álbum, es una ingeniosa versión de ‘Ye Gbawa Oo Baba (Tributo a Nigeria)’ de Joe Mensah of Ghana. Como ocurre con todas sus versiones de canciones africanas, esta refuerza el original con un poco de brillo pop, una percusión más sólida y una producción más pulida, transformándola en un potente llenapistas. Le sigue una de las mejores canciones originales de Wganda Kenya, el himno reggae ‘El nativo’ de Mike Char con Joe Arroyo como cantante.

El disco finaliza con un toque auténticamente caribeño con el instrumental ‘El testamento’, un alegre tema isleño con metales brillantes, ritmos de calipso sincopados y sonido de cuatro. El original era un mento titulado ‘Sweet meat’, escrito y grabado por el trompetista jamaicano Bobby Ellis.

Con todos estos sonidos afro, salvajes y funky, en sus surcos, “Wganda Kenya Kammpala Grupo” se adelantó a su tiempo y se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo en años recientes, especialmente debido al creciente interés en el fenómeno de los picós (sound systems).


23,00


WGANDA KENYA / KAMMPALA GRUPO

S/T

El Gallo Africano
El Gallo Africano
La Yuca Rayá
La Yuca Rayá
Caimito
Caimito
King Kong
King Kong
La Rihpyta
La Rihpyta
La Trompeta Loca
La Trompeta Loca
El Nativo
El Nativo
Chao Amor
Chao Amor
El Testamento
El Testamento
El Gallo Africano
El Gallo Africano
La Yuca Rayá
La Yuca Rayá
Caimito
Caimito
King Kong
King Kong
La Rihpyta
La Rihpyta
La Trompeta Loca
La Trompeta Loca
El Nativo
El Nativo
Chao Amor
Chao Amor
El Testamento
El Testamento
SKU: VAMPI 285  |  , EAN o ISBN: 8435008864514

Una colección salvaje y funky de temas de inspiración afro que se adelantó a su tiempo en 1977, que se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo debido al creciente interés en la cultura de picós colombianos. Fruko y sus bandas de estudio Wganda Kenya y Kammpala Grupo nos regalan un variado set de estilos africanos y caribeños, mezclado con sintetizadores locos, guitarras psicodélicas y ritmos panafricanos contagiosos.

Primera reedición. Vinilo de 180 gr

En el momento en el que Discos Fuentes publicaba el álbum “Wganda Kenya Kammpala Grupo” en 1977, la discografía de Wganda Kenya estaba ampliándose con muchos singles y apariciones en recopilatorios. El disco debut del grupo en 1975 “África 5.000” fue un larga duración en los Estados Unidos mientras que salió en formato recopilatorio en Colombia, al que siguió el disco homónimo al año siguiente. Sin embargo, Kammpala Grupo, con quienes comparten el título del disco y firman en él tres canciones, nunca antes habían aparecido en ningún lado, y eran básicamente el mismo grupo de estudio que Wganda Kenya. Con toda probabilidad, la creación de este proyecto de corta duración no fue más que un truco del sello para hacer ver que contaba con más bandas que tocaban ese tipo de canciones exóticas de corte africano tan del gusto de los DJs picoteros de la costa caribeña de Colombia (especialmente Barranquilla y Cartagena).

En 1974 la dirección de Discos Fuentes había enviado al músico, productor y director de banda Julio Ernesto “Fruko” Estrada a la costa en una misión de A&R para descubrir qué se bailaba en las verbenas organizadas por los propietarios de los picós (discotecas móviles decoradas de una forma particular). A Fruko se le encargó volver a Medellín con ejemplos de canciones populares en esos estilos esotéricos de discos africanos y antillanos difíciles de encontrar para que sirvieran de inspiración (o ser directamente copiados) de tal forma que el sello pudiera entrar en el creciente mercado regional y expandir su popularidad en el interior de Colombia y otros territorios de América latina a través de su creación de estudio, Wganda Kenya. Fuentes volvía a explotar la riqueza de la cultura afro costeña como había hecho antes con la cumbia y otros géneros regionales, así que no resultó sorprendente que estuvieran alineados con este fenómeno nicho de un sector popular y marginado de la población. Los estilos más populares entre los bailarines de champeta en los 70 y 80 eran la rumba congoleña, highlife, afrobeat, juju, mbaqanga y soukous así como la música de Haití, Guadalupe, Martinica, Curaçao… que era celosamente guardada por los DJs que habían logrado conseguirla, a menudo en condiciones extremas.

El disco arranca con el alegre ‘El gallo africano’ que incluye la exquisita interacción entre el estilo highlife del guitarrista Sepúlveda y el saxo de sonido auténticamente africano, tocado probablemente por Carlos Piña. En realidad se trata de ‘Go Call Police Chief’ del prolífico guitarrista nigeriano de highlife Chief Oliver Sunday Akanite, aka Oliver De Coque. Le sigue ‘La yuca rayá’ de Kammpala Grupo, escrita por Isaac Villanueva en un estilo que acuñó como son haitiano que suena muy parecido a la música Shona mbira de Zimbawe. Por el contrario, ‘Caimito’ (un tipo de fruta tropical) de Wganda Kenya es realmente una versión de un merengue haitiano relativamente conocido.

Kammpala Grupo por su parte nos trasladan al ambiente multicultural de las discotecas de Paris, a través de una versión del himno afro-boogie de Black Soul ‘Black Soul Music’, rebautizado como ‘King Kong’, probablemente como guiño al remake de 1976 de la película del mismo título.

En el lado B, se nos introduce en el ritmo contagioso del merengue rebita de Angola via ‘La riphyta’ con las vocales de “Paparí”, aka Mariano Sepúlveda, y también replicando fielmente el estilo angoleño de guitarra. ‘La Trompeta Loca’, posiblemente el corte más loco de todo el álbum, es una ingeniosa versión de ‘Ye Gbawa Oo Baba (Tributo a Nigeria)’ de Joe Mensah of Ghana. Como ocurre con todas sus versiones de canciones africanas, esta refuerza el original con un poco de brillo pop, una percusión más sólida y una producción más pulida, transformándola en un potente llenapistas. Le sigue una de las mejores canciones originales de Wganda Kenya, el himno reggae ‘El nativo’ de Mike Char con Joe Arroyo como cantante.

El disco finaliza con un toque auténticamente caribeño con el instrumental ‘El testamento’, un alegre tema isleño con metales brillantes, ritmos de calipso sincopados y sonido de cuatro. El original era un mento titulado ‘Sweet meat’, escrito y grabado por el trompetista jamaicano Bobby Ellis.

Con todos estos sonidos afro, salvajes y funky, en sus surcos, “Wganda Kenya Kammpala Grupo” se adelantó a su tiempo y se ha convertido en una buscada pieza de coleccionismo en años recientes, especialmente debido al creciente interés en el fenómeno de los picós (sound systems).

Productos relacionados