Catalogo - Take Me Home And Make Me Like It

Alex Chilton

Take Me Home And Make Me Like It

DESCUENTO

Ver carrito

16,00 14,00

Munster

Alex Chilton

Take Me Home And Make Me Like It


SKU: MR 372  | 

En 1975 Alex Chilton entró en los estudios Ardent junto al productor Jon Tiven y de aquellas tumultuosas sesiones de grabación salieron una cantidad de joyas sin pulir que posteriormente conformarían el EP «Singer Not The Song» y el álbum «Bach’s Bottom». «Take Me Home And Make Me Like It» es un documento crudo de uno de los momentos cruciales de la carrera de Alex Chilton. Contiene ensayos y tomas alternativas inéditas que cuentan la historia de un proceso de grabación lleno de problemas que sin embargo produjo música intensamente única. Con notas de Alex Chilton y Jon Tiven. Vinilo de 180g.

Esta es música interpretada con un desenfreno cruel como pocas veces se ha presenciado en un estudio de grabación. Muchos de estos temas tienen un ambiente de cinema vérité aplicado al rock and roll grabado. Mis propias interpretaciones parecen o bien repulsivas o en busca de una ternura inaguantable, pero a menudo alcanzan una electricidad emocionante gracias a su entusiasmo espontáneo. Grabamos durante varios días en el otoño de 1975. Por entonces me apetecía un enfoque bastante libre, como de primera toma poco ensayada. Del productor Jim Dickinson aprendí cómo registrar en cinta una versión espontánea de una canción. Con las grabaciones multipistas, uno puede editar o corregir algo antes de la última mezcla. Este método otorga una cualidad fresca y a veces anárquica a las interpretaciones. El primer día de las sesiones se desarrolló de esta manera. El segundo día siguió las pautas más conservadoras del productor, con ensayos más planeados. Con todo, este disco contiene rock and roll desenfrenado y sin domesticar. Puede que disfrutes de la incontrolable energía de estos temas, algo difícil de encontrar en los discos de esta o cualquier época. Alex Chilton, 1992 Este disco pretende ser un apéndice de «Singer Not The Song» / «Bach’s Bottom» y no una substitución. La idea de que alguien pueda estar interesado en algo más allá de lo que ya se ha publicado parece una locura, debido a la decepcionante acogida por parte de la industria discográfica que tuvo en su momento. Cuando Munster me preguntó si quería publicar algo que no estuviese todavía disponible, tuve que decir que sí. Ahora aquí lo tienes, todo el contenido de la primera noche loca de grabación, más algunas nuevas formas de escuchar el resto del material. Hay gente que tiene suerte, trabajan en su primer disco y es una experiencia enriquecedora tanto musical como espiritualmente. El primer disco que produje fue una lección sobre lo difícil que puede ser un artista. Se me ha pedido mi opinión sobre estas grabaciones 40 años más tarde. Ya que tanta gente las ha disfrutado y me ha dado las gracias por ellas desde entonces (sobre todo recientemente), me siento un poco incapaz de analizarlas. Se parecen (no musicalmente, pero en cuanto a la relación entre productor y artista) al álbum de van Morrison «Blowin’ Your Wind» – puedes notar la tensión subyacente, y no todos los temas son un «éxito», pero el conjunto tiene mucha fuerza. Sí, estaría bien tener algo más de melodía, de brillo… Pero Alex no estaba interesado en la melodía en aquel momento, quería repudiar su trabajo en Big Star y hacer un disco siniestro que intimidase a la gente. «Singer Not The Song» consiguió eso. Se convirtió en uno de los primeros discos de punk rock/new wave, el primer EP del género, y fue lo suficientemente influyente como para que algunos grupos volviesen a grabar estas canciones. Tiene más vida, corazón y personalidad que la mayoría de estupideces que escucho en la radio hoy en día, así que me alegro de presentar estos temas sin ninguna disculpa. Jon Tiven, Jan 2017

DESCUENTO

Ver carrito

16,00 14,00

Munster

En 1975 Alex Chilton entró en los estudios Ardent junto al productor Jon Tiven y de aquellas tumultuosas sesiones de grabación salieron una cantidad de joyas sin pulir que posteriormente conformarían el EP «Singer Not The Song» y el álbum «Bach’s Bottom». «Take Me Home And Make Me Like It» es un documento crudo de uno de los momentos cruciales de la carrera de Alex Chilton. Contiene ensayos y tomas alternativas inéditas que cuentan la historia de un proceso de grabación lleno de problemas que sin embargo produjo música intensamente única. Con notas de Alex Chilton y Jon Tiven. Vinilo de 180g.

Esta es música interpretada con un desenfreno cruel como pocas veces se ha presenciado en un estudio de grabación. Muchos de estos temas tienen un ambiente de cinema vérité aplicado al rock and roll grabado. Mis propias interpretaciones parecen o bien repulsivas o en busca de una ternura inaguantable, pero a menudo alcanzan una electricidad emocionante gracias a su entusiasmo espontáneo. Grabamos durante varios días en el otoño de 1975. Por entonces me apetecía un enfoque bastante libre, como de primera toma poco ensayada. Del productor Jim Dickinson aprendí cómo registrar en cinta una versión espontánea de una canción. Con las grabaciones multipistas, uno puede editar o corregir algo antes de la última mezcla. Este método otorga una cualidad fresca y a veces anárquica a las interpretaciones. El primer día de las sesiones se desarrolló de esta manera. El segundo día siguió las pautas más conservadoras del productor, con ensayos más planeados. Con todo, este disco contiene rock and roll desenfrenado y sin domesticar. Puede que disfrutes de la incontrolable energía de estos temas, algo difícil de encontrar en los discos de esta o cualquier época. Alex Chilton, 1992 Este disco pretende ser un apéndice de «Singer Not The Song» / «Bach’s Bottom» y no una substitución. La idea de que alguien pueda estar interesado en algo más allá de lo que ya se ha publicado parece una locura, debido a la decepcionante acogida por parte de la industria discográfica que tuvo en su momento. Cuando Munster me preguntó si quería publicar algo que no estuviese todavía disponible, tuve que decir que sí. Ahora aquí lo tienes, todo el contenido de la primera noche loca de grabación, más algunas nuevas formas de escuchar el resto del material. Hay gente que tiene suerte, trabajan en su primer disco y es una experiencia enriquecedora tanto musical como espiritualmente. El primer disco que produje fue una lección sobre lo difícil que puede ser un artista. Se me ha pedido mi opinión sobre estas grabaciones 40 años más tarde. Ya que tanta gente las ha disfrutado y me ha dado las gracias por ellas desde entonces (sobre todo recientemente), me siento un poco incapaz de analizarlas. Se parecen (no musicalmente, pero en cuanto a la relación entre productor y artista) al álbum de van Morrison «Blowin’ Your Wind» – puedes notar la tensión subyacente, y no todos los temas son un «éxito», pero el conjunto tiene mucha fuerza. Sí, estaría bien tener algo más de melodía, de brillo… Pero Alex no estaba interesado en la melodía en aquel momento, quería repudiar su trabajo en Big Star y hacer un disco siniestro que intimidase a la gente. «Singer Not The Song» consiguió eso. Se convirtió en uno de los primeros discos de punk rock/new wave, el primer EP del género, y fue lo suficientemente influyente como para que algunos grupos volviesen a grabar estas canciones. Tiene más vida, corazón y personalidad que la mayoría de estupideces que escucho en la radio hoy en día, así que me alegro de presentar estos temas sin ninguna disculpa. Jon Tiven, Jan 2017

Productos relacionados

DESCUENTO

Ver carrito

16,00 14,00

Munster

Take Me Home And Make Me Like It

SKU: MR 372  | 

En 1975 Alex Chilton entró en los estudios Ardent junto al productor Jon Tiven y de aquellas tumultuosas sesiones de grabación salieron una cantidad de joyas sin pulir que posteriormente conformarían el EP «Singer Not The Song» y el álbum «Bach’s Bottom». «Take Me Home And Make Me Like It» es un documento crudo de uno de los momentos cruciales de la carrera de Alex Chilton. Contiene ensayos y tomas alternativas inéditas que cuentan la historia de un proceso de grabación lleno de problemas que sin embargo produjo música intensamente única. Con notas de Alex Chilton y Jon Tiven. Vinilo de 180g.

Esta es música interpretada con un desenfreno cruel como pocas veces se ha presenciado en un estudio de grabación. Muchos de estos temas tienen un ambiente de cinema vérité aplicado al rock and roll grabado. Mis propias interpretaciones parecen o bien repulsivas o en busca de una ternura inaguantable, pero a menudo alcanzan una electricidad emocionante gracias a su entusiasmo espontáneo. Grabamos durante varios días en el otoño de 1975. Por entonces me apetecía un enfoque bastante libre, como de primera toma poco ensayada. Del productor Jim Dickinson aprendí cómo registrar en cinta una versión espontánea de una canción. Con las grabaciones multipistas, uno puede editar o corregir algo antes de la última mezcla. Este método otorga una cualidad fresca y a veces anárquica a las interpretaciones. El primer día de las sesiones se desarrolló de esta manera. El segundo día siguió las pautas más conservadoras del productor, con ensayos más planeados. Con todo, este disco contiene rock and roll desenfrenado y sin domesticar. Puede que disfrutes de la incontrolable energía de estos temas, algo difícil de encontrar en los discos de esta o cualquier época. Alex Chilton, 1992 Este disco pretende ser un apéndice de «Singer Not The Song» / «Bach’s Bottom» y no una substitución. La idea de que alguien pueda estar interesado en algo más allá de lo que ya se ha publicado parece una locura, debido a la decepcionante acogida por parte de la industria discográfica que tuvo en su momento. Cuando Munster me preguntó si quería publicar algo que no estuviese todavía disponible, tuve que decir que sí. Ahora aquí lo tienes, todo el contenido de la primera noche loca de grabación, más algunas nuevas formas de escuchar el resto del material. Hay gente que tiene suerte, trabajan en su primer disco y es una experiencia enriquecedora tanto musical como espiritualmente. El primer disco que produje fue una lección sobre lo difícil que puede ser un artista. Se me ha pedido mi opinión sobre estas grabaciones 40 años más tarde. Ya que tanta gente las ha disfrutado y me ha dado las gracias por ellas desde entonces (sobre todo recientemente), me siento un poco incapaz de analizarlas. Se parecen (no musicalmente, pero en cuanto a la relación entre productor y artista) al álbum de van Morrison «Blowin’ Your Wind» – puedes notar la tensión subyacente, y no todos los temas son un «éxito», pero el conjunto tiene mucha fuerza. Sí, estaría bien tener algo más de melodía, de brillo… Pero Alex no estaba interesado en la melodía en aquel momento, quería repudiar su trabajo en Big Star y hacer un disco siniestro que intimidase a la gente. «Singer Not The Song» consiguió eso. Se convirtió en uno de los primeros discos de punk rock/new wave, el primer EP del género, y fue lo suficientemente influyente como para que algunos grupos volviesen a grabar estas canciones. Tiene más vida, corazón y personalidad que la mayoría de estupideces que escucho en la radio hoy en día, así que me alegro de presentar estos temas sin ninguna disculpa. Jon Tiven, Jan 2017

DESCUENTO

Ver carrito

16,00 14,00

Munster

Alex Chilton

Take Me Home And Make Me Like It

SKU: MR 372  | 

En 1975 Alex Chilton entró en los estudios Ardent junto al productor Jon Tiven y de aquellas tumultuosas sesiones de grabación salieron una cantidad de joyas sin pulir que posteriormente conformarían el EP «Singer Not The Song» y el álbum «Bach’s Bottom». «Take Me Home And Make Me Like It» es un documento crudo de uno de los momentos cruciales de la carrera de Alex Chilton. Contiene ensayos y tomas alternativas inéditas que cuentan la historia de un proceso de grabación lleno de problemas que sin embargo produjo música intensamente única. Con notas de Alex Chilton y Jon Tiven. Vinilo de 180g.

Esta es música interpretada con un desenfreno cruel como pocas veces se ha presenciado en un estudio de grabación. Muchos de estos temas tienen un ambiente de cinema vérité aplicado al rock and roll grabado. Mis propias interpretaciones parecen o bien repulsivas o en busca de una ternura inaguantable, pero a menudo alcanzan una electricidad emocionante gracias a su entusiasmo espontáneo. Grabamos durante varios días en el otoño de 1975. Por entonces me apetecía un enfoque bastante libre, como de primera toma poco ensayada. Del productor Jim Dickinson aprendí cómo registrar en cinta una versión espontánea de una canción. Con las grabaciones multipistas, uno puede editar o corregir algo antes de la última mezcla. Este método otorga una cualidad fresca y a veces anárquica a las interpretaciones. El primer día de las sesiones se desarrolló de esta manera. El segundo día siguió las pautas más conservadoras del productor, con ensayos más planeados. Con todo, este disco contiene rock and roll desenfrenado y sin domesticar. Puede que disfrutes de la incontrolable energía de estos temas, algo difícil de encontrar en los discos de esta o cualquier época. Alex Chilton, 1992 Este disco pretende ser un apéndice de «Singer Not The Song» / «Bach’s Bottom» y no una substitución. La idea de que alguien pueda estar interesado en algo más allá de lo que ya se ha publicado parece una locura, debido a la decepcionante acogida por parte de la industria discográfica que tuvo en su momento. Cuando Munster me preguntó si quería publicar algo que no estuviese todavía disponible, tuve que decir que sí. Ahora aquí lo tienes, todo el contenido de la primera noche loca de grabación, más algunas nuevas formas de escuchar el resto del material. Hay gente que tiene suerte, trabajan en su primer disco y es una experiencia enriquecedora tanto musical como espiritualmente. El primer disco que produje fue una lección sobre lo difícil que puede ser un artista. Se me ha pedido mi opinión sobre estas grabaciones 40 años más tarde. Ya que tanta gente las ha disfrutado y me ha dado las gracias por ellas desde entonces (sobre todo recientemente), me siento un poco incapaz de analizarlas. Se parecen (no musicalmente, pero en cuanto a la relación entre productor y artista) al álbum de van Morrison «Blowin’ Your Wind» – puedes notar la tensión subyacente, y no todos los temas son un «éxito», pero el conjunto tiene mucha fuerza. Sí, estaría bien tener algo más de melodía, de brillo… Pero Alex no estaba interesado en la melodía en aquel momento, quería repudiar su trabajo en Big Star y hacer un disco siniestro que intimidase a la gente. «Singer Not The Song» consiguió eso. Se convirtió en uno de los primeros discos de punk rock/new wave, el primer EP del género, y fue lo suficientemente influyente como para que algunos grupos volviesen a grabar estas canciones. Tiene más vida, corazón y personalidad que la mayoría de estupideces que escucho en la radio hoy en día, así que me alegro de presentar estos temas sin ninguna disculpa. Jon Tiven, Jan 2017

Productos relacionados