Traffic Sound

Traffic Sound

Traffic Sound

-5%

20,00

Munster

Traffic Sound

Traffic Sound


SKU: MR 398  |  , , , ,

El segundo álbum de Traffic Sound, publicado en 1970 tras Virgin, su obra maestra de rock latino, merece ser reconocido como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70. La banda incorpora arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Carpeta en formato tríptico y vinilo de 180 gramos.

Perú disfrutó de una próspera y fascinante escena musical desde mediados de los años sesenta. Grupos como Los Saicos, Los Shain’s y Los York’s, por nombrar solo unos pocos, publicaron magníficos discos que volvían loca a la juventud y servían de referencia para muchas otras formaciones. El final de la década trajo consigo una evolución en el sonido y nuevos géneros musicales, ya que los grupos peruanos seguían a los rompedores artistas ingleses y estadounidenses que exploraban el pop barroco, el rock psicodélico y el incipiente sonido progresivo. Uno de esos grupos era Traffic Sound, que había comenzado su trayectoria en Lima en 1967. En un breve periodo de tiempo la banda logró trascender su momento inicial, cuando se dedicaban a versionar a artistas como Jimmy Hendrix, Cream o los Young Rascals, hasta llegar al sonido más maduro de su primer LP con temas propios, Virgin (1969), una obra maestra del rock latino, y este segundo disco homónimo, publicado en 1970. Traffic Sound incorpora aquí arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Otros cortes como ‘Those Days Have Gone’ o ‘America’ muestran la cara más amable a la vez que psicodélica del grupo, mientras que ‘Tibet’s Suzettes’, la canción que da comienzo al álbum, reúne todos los ingredientes de la receta de Traffic Sound: ritmos hipnóticos, guitarras sin domesticar y habilidad instrumental. A pesar de algunas claras influencias, el segundo LP de Traffic Sound es una magnifica obra que merece ser reconocida como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70.

-5%

20,00

Munster

El segundo álbum de Traffic Sound, publicado en 1970 tras Virgin, su obra maestra de rock latino, merece ser reconocido como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70. La banda incorpora arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Carpeta en formato tríptico y vinilo de 180 gramos.

Perú disfrutó de una próspera y fascinante escena musical desde mediados de los años sesenta. Grupos como Los Saicos, Los Shain’s y Los York’s, por nombrar solo unos pocos, publicaron magníficos discos que volvían loca a la juventud y servían de referencia para muchas otras formaciones. El final de la década trajo consigo una evolución en el sonido y nuevos géneros musicales, ya que los grupos peruanos seguían a los rompedores artistas ingleses y estadounidenses que exploraban el pop barroco, el rock psicodélico y el incipiente sonido progresivo. Uno de esos grupos era Traffic Sound, que había comenzado su trayectoria en Lima en 1967. En un breve periodo de tiempo la banda logró trascender su momento inicial, cuando se dedicaban a versionar a artistas como Jimmy Hendrix, Cream o los Young Rascals, hasta llegar al sonido más maduro de su primer LP con temas propios, Virgin (1969), una obra maestra del rock latino, y este segundo disco homónimo, publicado en 1970. Traffic Sound incorpora aquí arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Otros cortes como ‘Those Days Have Gone’ o ‘America’ muestran la cara más amable a la vez que psicodélica del grupo, mientras que ‘Tibet’s Suzettes’, la canción que da comienzo al álbum, reúne todos los ingredientes de la receta de Traffic Sound: ritmos hipnóticos, guitarras sin domesticar y habilidad instrumental. A pesar de algunas claras influencias, el segundo LP de Traffic Sound es una magnifica obra que merece ser reconocida como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70.

Productos relacionados

-5%

20,00

Munster

Traffic Sound

SKU: MR 398  |  , , , ,

El segundo álbum de Traffic Sound, publicado en 1970 tras Virgin, su obra maestra de rock latino, merece ser reconocido como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70. La banda incorpora arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Carpeta en formato tríptico y vinilo de 180 gramos.

Perú disfrutó de una próspera y fascinante escena musical desde mediados de los años sesenta. Grupos como Los Saicos, Los Shain’s y Los York’s, por nombrar solo unos pocos, publicaron magníficos discos que volvían loca a la juventud y servían de referencia para muchas otras formaciones. El final de la década trajo consigo una evolución en el sonido y nuevos géneros musicales, ya que los grupos peruanos seguían a los rompedores artistas ingleses y estadounidenses que exploraban el pop barroco, el rock psicodélico y el incipiente sonido progresivo. Uno de esos grupos era Traffic Sound, que había comenzado su trayectoria en Lima en 1967. En un breve periodo de tiempo la banda logró trascender su momento inicial, cuando se dedicaban a versionar a artistas como Jimmy Hendrix, Cream o los Young Rascals, hasta llegar al sonido más maduro de su primer LP con temas propios, Virgin (1969), una obra maestra del rock latino, y este segundo disco homónimo, publicado en 1970. Traffic Sound incorpora aquí arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Otros cortes como ‘Those Days Have Gone’ o ‘America’ muestran la cara más amable a la vez que psicodélica del grupo, mientras que ‘Tibet’s Suzettes’, la canción que da comienzo al álbum, reúne todos los ingredientes de la receta de Traffic Sound: ritmos hipnóticos, guitarras sin domesticar y habilidad instrumental. A pesar de algunas claras influencias, el segundo LP de Traffic Sound es una magnifica obra que merece ser reconocida como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70.

-5%

20,00

Munster

Traffic Sound

Traffic Sound

SKU: MR 398  |  , , , ,

El segundo álbum de Traffic Sound, publicado en 1970 tras Virgin, su obra maestra de rock latino, merece ser reconocido como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70. La banda incorpora arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Carpeta en formato tríptico y vinilo de 180 gramos.

Perú disfrutó de una próspera y fascinante escena musical desde mediados de los años sesenta. Grupos como Los Saicos, Los Shain’s y Los York’s, por nombrar solo unos pocos, publicaron magníficos discos que volvían loca a la juventud y servían de referencia para muchas otras formaciones. El final de la década trajo consigo una evolución en el sonido y nuevos géneros musicales, ya que los grupos peruanos seguían a los rompedores artistas ingleses y estadounidenses que exploraban el pop barroco, el rock psicodélico y el incipiente sonido progresivo. Uno de esos grupos era Traffic Sound, que había comenzado su trayectoria en Lima en 1967. En un breve periodo de tiempo la banda logró trascender su momento inicial, cuando se dedicaban a versionar a artistas como Jimmy Hendrix, Cream o los Young Rascals, hasta llegar al sonido más maduro de su primer LP con temas propios, Virgin (1969), una obra maestra del rock latino, y este segundo disco homónimo, publicado en 1970. Traffic Sound incorpora aquí arreglos complejos y largos desarrollos con los que se acercan a la música progresiva. Sin embargo, la inmediatez de temas como ‘Yesterday’s Game’, con un fiero y contagioso riff de guitarra, o ‘Chicama Way’, un himno estupendo, no dejan ninguna duda sobre los principios sonoros del grupo: ¡ROCK con groove! Otros cortes como ‘Those Days Have Gone’ o ‘America’ muestran la cara más amable a la vez que psicodélica del grupo, mientras que ‘Tibet’s Suzettes’, la canción que da comienzo al álbum, reúne todos los ingredientes de la receta de Traffic Sound: ritmos hipnóticos, guitarras sin domesticar y habilidad instrumental. A pesar de algunas claras influencias, el segundo LP de Traffic Sound es una magnifica obra que merece ser reconocida como uno de los grandes discos de su época, incluso a nivel internacional, tan esencial como los aclamados trabajos de Cream, Caravan o Led Zeppelin que sirvieron como puente para la música rock entre los años 60 y 70.

Productos relacionados