Catalogo - Even Money

The Rockets

Even Money


Ver carrito

7,00

Munster

The Rockets

Even Money


SKU: MR 7313C  |  , ,

Los Rockets provenían del barrio de Ladbroke Grove de Londres y fueron precursores de Warsaw Pakt, héroes del punk rock inglés. Tocaban rhythm & blues enérgico con guitarras a lo Chuck Berry con el turbo puesto y letras llenas de sabiduría callejera. Los Rockets empezaron en 1975, muy influidos por Dr Feelgood, que tocaban a menudo en el pub Kensington, a la vuelta de la esquina, cuenta el guitarrista Andy Colquhoun. Era R&B británico. Hacíamos media docena de temas de Bo Diddley, entre ellos ‘Cops And Robbers’, canciones de los 60 como ‘I Fought The Law’ y ‘Don’t Gimme No Lip’ y temas escritos por mí que más tarde grabamos en Warsaw Pakt. La formación de los Rockets incluía al cantante Jimmy Coull, Andy Colquhoun a la guitarra y voz, el bajista Oz Osborne (conocido como The Anadin Kid) y Dave Rochelle a la batería. Jimmy Coull tenía una gran voz de R&B, dice Andy. Otra figura clave en los Rockets era Frank Day, que actuaba como manager y escribía las letras. Frank era, y probablemente todavía sea, un tipo elegante, un dandy del oeste de Londres apasionado del R&B que nos consiguió la mayoría de nuestros primeros conciertos, explica Andy. Trabajaba para el ayuntamiento, también como croupier, y tenía suficiente pasta para mantenernos en activo. Se la devolvimos, por supuesto. Los Rockets recorrieron el habitual circuito de pubs de rock de Londres, el sur de Inglaterra y las Midlands. Siguiendo una larga tradición también se fueron a Alemania (Múnich en vez de Hamburgo), donde cinco actuaciones por noche en diversas salas dieron forma y afilaron su repertorio. A principios de 1976 grabaron una maqueta con seis canciones. Dos de los mejores temas se presentan aquí por primera vez: ‘Even Money’, duro y arrogante rocker, y ‘Steppin’ Outa Line’, explosivo y con aire Who. Aunque las raíces de los Rockets seguían estando en el rhythm & blues, su acelerada propuesta señalaba los cambios que ya estaban ocurriendo en las calles de alrededor. Los grupos de pub rock y rhythm & blues estaban desprendiéndose de sus viejas ropas, cortándose el pelo y reinventándose como parte de un nuevo movimiento: punk rock. De repente los Rockets teloneaban a los Clash, cuyo líder, Joe Strummer, había estado tan solo unos meses antes en los 101ers, fieles representantes del R&B/pub rock. Poco a poco, el ya rápido y ruidoso sonido de los Rockets se volvió todavía más rápido y ruidoso. La banda se sumió en una crisis de identidad. Hubo una reseña en el NME que decía que no sabíamos si éramos los Pretty Things o los Ramones, recuerda Andy. Tenía algo de razón. Poco después se separaron. Cuando nos volvimos un poco más rápidos y contundentes, Frank y Dave se alejaron, dice Andy. Coull y Colquhoun reclutaron al guitarrista rítmico John Manly, el bajista Chris Underhill y el batería Wolf (sustituido más tarde por Lucas Fox de Motorhead) y se convirtieron en Warsaw Pakt. Su repertorio todavía incluía varias canciones de los Rockets, entre ellas ‘Even Money’ y ‘Steppin’ Outa Line’. Sin embargo, con la aportación de John Manly, ‘Even Money’ cobró un nuevo significado. John reescribió la letra completamente, cuenta Andy, y pasó de ser una letra descarada de Frank Day a convertirse en una historia de desesperación yonqui. Aquí, sin embargo, puedes escuchar esos dos temas en su forma original, rhythm & blues enérgico y sin pulir desde las calles del Londres de mediados de los 70.

Productos relacionados


Ver carrito

7,00

Munster

Los Rockets provenían del barrio de Ladbroke Grove de Londres y fueron precursores de Warsaw Pakt, héroes del punk rock inglés. Tocaban rhythm & blues enérgico con guitarras a lo Chuck Berry con el turbo puesto y letras llenas de sabiduría callejera. Los Rockets empezaron en 1975, muy influidos por Dr Feelgood, que tocaban a menudo en el pub Kensington, a la vuelta de la esquina, cuenta el guitarrista Andy Colquhoun. Era R&B británico. Hacíamos media docena de temas de Bo Diddley, entre ellos ‘Cops And Robbers’, canciones de los 60 como ‘I Fought The Law’ y ‘Don’t Gimme No Lip’ y temas escritos por mí que más tarde grabamos en Warsaw Pakt. La formación de los Rockets incluía al cantante Jimmy Coull, Andy Colquhoun a la guitarra y voz, el bajista Oz Osborne (conocido como The Anadin Kid) y Dave Rochelle a la batería. Jimmy Coull tenía una gran voz de R&B, dice Andy. Otra figura clave en los Rockets era Frank Day, que actuaba como manager y escribía las letras. Frank era, y probablemente todavía sea, un tipo elegante, un dandy del oeste de Londres apasionado del R&B que nos consiguió la mayoría de nuestros primeros conciertos, explica Andy. Trabajaba para el ayuntamiento, también como croupier, y tenía suficiente pasta para mantenernos en activo. Se la devolvimos, por supuesto. Los Rockets recorrieron el habitual circuito de pubs de rock de Londres, el sur de Inglaterra y las Midlands. Siguiendo una larga tradición también se fueron a Alemania (Múnich en vez de Hamburgo), donde cinco actuaciones por noche en diversas salas dieron forma y afilaron su repertorio. A principios de 1976 grabaron una maqueta con seis canciones. Dos de los mejores temas se presentan aquí por primera vez: ‘Even Money’, duro y arrogante rocker, y ‘Steppin’ Outa Line’, explosivo y con aire Who. Aunque las raíces de los Rockets seguían estando en el rhythm & blues, su acelerada propuesta señalaba los cambios que ya estaban ocurriendo en las calles de alrededor. Los grupos de pub rock y rhythm & blues estaban desprendiéndose de sus viejas ropas, cortándose el pelo y reinventándose como parte de un nuevo movimiento: punk rock. De repente los Rockets teloneaban a los Clash, cuyo líder, Joe Strummer, había estado tan solo unos meses antes en los 101ers, fieles representantes del R&B/pub rock. Poco a poco, el ya rápido y ruidoso sonido de los Rockets se volvió todavía más rápido y ruidoso. La banda se sumió en una crisis de identidad. Hubo una reseña en el NME que decía que no sabíamos si éramos los Pretty Things o los Ramones, recuerda Andy. Tenía algo de razón. Poco después se separaron. Cuando nos volvimos un poco más rápidos y contundentes, Frank y Dave se alejaron, dice Andy. Coull y Colquhoun reclutaron al guitarrista rítmico John Manly, el bajista Chris Underhill y el batería Wolf (sustituido más tarde por Lucas Fox de Motorhead) y se convirtieron en Warsaw Pakt. Su repertorio todavía incluía varias canciones de los Rockets, entre ellas ‘Even Money’ y ‘Steppin’ Outa Line’. Sin embargo, con la aportación de John Manly, ‘Even Money’ cobró un nuevo significado. John reescribió la letra completamente, cuenta Andy, y pasó de ser una letra descarada de Frank Day a convertirse en una historia de desesperación yonqui. Aquí, sin embargo, puedes escuchar esos dos temas en su forma original, rhythm & blues enérgico y sin pulir desde las calles del Londres de mediados de los 70.

Productos relacionados


Ver carrito

7,00

Munster

Even Money

SKU: MR 7313C  |  , ,

Los Rockets provenían del barrio de Ladbroke Grove de Londres y fueron precursores de Warsaw Pakt, héroes del punk rock inglés. Tocaban rhythm & blues enérgico con guitarras a lo Chuck Berry con el turbo puesto y letras llenas de sabiduría callejera. Los Rockets empezaron en 1975, muy influidos por Dr Feelgood, que tocaban a menudo en el pub Kensington, a la vuelta de la esquina, cuenta el guitarrista Andy Colquhoun. Era R&B británico. Hacíamos media docena de temas de Bo Diddley, entre ellos ‘Cops And Robbers’, canciones de los 60 como ‘I Fought The Law’ y ‘Don’t Gimme No Lip’ y temas escritos por mí que más tarde grabamos en Warsaw Pakt. La formación de los Rockets incluía al cantante Jimmy Coull, Andy Colquhoun a la guitarra y voz, el bajista Oz Osborne (conocido como The Anadin Kid) y Dave Rochelle a la batería. Jimmy Coull tenía una gran voz de R&B, dice Andy. Otra figura clave en los Rockets era Frank Day, que actuaba como manager y escribía las letras. Frank era, y probablemente todavía sea, un tipo elegante, un dandy del oeste de Londres apasionado del R&B que nos consiguió la mayoría de nuestros primeros conciertos, explica Andy. Trabajaba para el ayuntamiento, también como croupier, y tenía suficiente pasta para mantenernos en activo. Se la devolvimos, por supuesto. Los Rockets recorrieron el habitual circuito de pubs de rock de Londres, el sur de Inglaterra y las Midlands. Siguiendo una larga tradición también se fueron a Alemania (Múnich en vez de Hamburgo), donde cinco actuaciones por noche en diversas salas dieron forma y afilaron su repertorio. A principios de 1976 grabaron una maqueta con seis canciones. Dos de los mejores temas se presentan aquí por primera vez: ‘Even Money’, duro y arrogante rocker, y ‘Steppin’ Outa Line’, explosivo y con aire Who. Aunque las raíces de los Rockets seguían estando en el rhythm & blues, su acelerada propuesta señalaba los cambios que ya estaban ocurriendo en las calles de alrededor. Los grupos de pub rock y rhythm & blues estaban desprendiéndose de sus viejas ropas, cortándose el pelo y reinventándose como parte de un nuevo movimiento: punk rock. De repente los Rockets teloneaban a los Clash, cuyo líder, Joe Strummer, había estado tan solo unos meses antes en los 101ers, fieles representantes del R&B/pub rock. Poco a poco, el ya rápido y ruidoso sonido de los Rockets se volvió todavía más rápido y ruidoso. La banda se sumió en una crisis de identidad. Hubo una reseña en el NME que decía que no sabíamos si éramos los Pretty Things o los Ramones, recuerda Andy. Tenía algo de razón. Poco después se separaron. Cuando nos volvimos un poco más rápidos y contundentes, Frank y Dave se alejaron, dice Andy. Coull y Colquhoun reclutaron al guitarrista rítmico John Manly, el bajista Chris Underhill y el batería Wolf (sustituido más tarde por Lucas Fox de Motorhead) y se convirtieron en Warsaw Pakt. Su repertorio todavía incluía varias canciones de los Rockets, entre ellas ‘Even Money’ y ‘Steppin’ Outa Line’. Sin embargo, con la aportación de John Manly, ‘Even Money’ cobró un nuevo significado. John reescribió la letra completamente, cuenta Andy, y pasó de ser una letra descarada de Frank Day a convertirse en una historia de desesperación yonqui. Aquí, sin embargo, puedes escuchar esos dos temas en su forma original, rhythm & blues enérgico y sin pulir desde las calles del Londres de mediados de los 70.


Ver carrito

7,00

Munster

The Rockets

Even Money

SKU: MR 7313C  |  , ,

Los Rockets provenían del barrio de Ladbroke Grove de Londres y fueron precursores de Warsaw Pakt, héroes del punk rock inglés. Tocaban rhythm & blues enérgico con guitarras a lo Chuck Berry con el turbo puesto y letras llenas de sabiduría callejera. Los Rockets empezaron en 1975, muy influidos por Dr Feelgood, que tocaban a menudo en el pub Kensington, a la vuelta de la esquina, cuenta el guitarrista Andy Colquhoun. Era R&B británico. Hacíamos media docena de temas de Bo Diddley, entre ellos ‘Cops And Robbers’, canciones de los 60 como ‘I Fought The Law’ y ‘Don’t Gimme No Lip’ y temas escritos por mí que más tarde grabamos en Warsaw Pakt. La formación de los Rockets incluía al cantante Jimmy Coull, Andy Colquhoun a la guitarra y voz, el bajista Oz Osborne (conocido como The Anadin Kid) y Dave Rochelle a la batería. Jimmy Coull tenía una gran voz de R&B, dice Andy. Otra figura clave en los Rockets era Frank Day, que actuaba como manager y escribía las letras. Frank era, y probablemente todavía sea, un tipo elegante, un dandy del oeste de Londres apasionado del R&B que nos consiguió la mayoría de nuestros primeros conciertos, explica Andy. Trabajaba para el ayuntamiento, también como croupier, y tenía suficiente pasta para mantenernos en activo. Se la devolvimos, por supuesto. Los Rockets recorrieron el habitual circuito de pubs de rock de Londres, el sur de Inglaterra y las Midlands. Siguiendo una larga tradición también se fueron a Alemania (Múnich en vez de Hamburgo), donde cinco actuaciones por noche en diversas salas dieron forma y afilaron su repertorio. A principios de 1976 grabaron una maqueta con seis canciones. Dos de los mejores temas se presentan aquí por primera vez: ‘Even Money’, duro y arrogante rocker, y ‘Steppin’ Outa Line’, explosivo y con aire Who. Aunque las raíces de los Rockets seguían estando en el rhythm & blues, su acelerada propuesta señalaba los cambios que ya estaban ocurriendo en las calles de alrededor. Los grupos de pub rock y rhythm & blues estaban desprendiéndose de sus viejas ropas, cortándose el pelo y reinventándose como parte de un nuevo movimiento: punk rock. De repente los Rockets teloneaban a los Clash, cuyo líder, Joe Strummer, había estado tan solo unos meses antes en los 101ers, fieles representantes del R&B/pub rock. Poco a poco, el ya rápido y ruidoso sonido de los Rockets se volvió todavía más rápido y ruidoso. La banda se sumió en una crisis de identidad. Hubo una reseña en el NME que decía que no sabíamos si éramos los Pretty Things o los Ramones, recuerda Andy. Tenía algo de razón. Poco después se separaron. Cuando nos volvimos un poco más rápidos y contundentes, Frank y Dave se alejaron, dice Andy. Coull y Colquhoun reclutaron al guitarrista rítmico John Manly, el bajista Chris Underhill y el batería Wolf (sustituido más tarde por Lucas Fox de Motorhead) y se convirtieron en Warsaw Pakt. Su repertorio todavía incluía varias canciones de los Rockets, entre ellas ‘Even Money’ y ‘Steppin’ Outa Line’. Sin embargo, con la aportación de John Manly, ‘Even Money’ cobró un nuevo significado. John reescribió la letra completamente, cuenta Andy, y pasó de ser una letra descarada de Frank Day a convertirse en una historia de desesperación yonqui. Aquí, sin embargo, puedes escuchar esos dos temas en su forma original, rhythm & blues enérgico y sin pulir desde las calles del Londres de mediados de los 70.

Productos relacionados