Catalogo - Get Down From The Tree!

The Matadors

Get Down From The Tree!


Ver carrito

8,00

Munster

The Matadors

Get Down From The Tree!


SKU: MR CD 299  |  , ,

Munster se enorgullece de presentar por primera vez las grabaciones de estudio completas 1966-1968 de los Matadors. Incluso 40 años después de su separación, los Matadors todavía son uno de los grupos big beat más conocidos de la antigua Checoslovaquia. Algunos de sus miembros originales continuarían sus trayectorias en bandas tan respetadas como The Blue effect y Emergency. Desde los instrumentales twist de sus inicios, pasando por notables versiones de R&B y soul, y llegando a sus clásicas composiciones freakbeat, todos los temas han sido remasterizados a partir de las cintas analógicas originales. Incluye notas interiores escritas por el experto Lukáš Machata junto a fotos y portadas originales.

El batería amateur Wilfried Jelinek – un estudiante alemán de origen checo residente en Praga – formó el grupo checo-alemán de rock Pra-Be (Praha-Berlin) en 1960. Tras varios cambios en la formación, Jan Farmer Obermayer se les unió como saxofonista en 1964, junto a Otto Bezloja al bajo. Ambos habían sido miembros de Komety, ya por entonces legendarios pioneros del rock’n’roll checo. Pra-Be pasarían a llamarse Fontana a principios de 1965. Más tarde se unieron otros dos ex-miembros de Komety, el guitarra solista Radim Hladík y Vladimir Mišík, que tocaba la guitarra rítmica al principio pero pronto se pasó a la armónica de blues y las voces. El verdadero comienzo de los Matadors data de mayo de 1965, al conseguir Jelinek un acuerdo en la Expo de Leipzig para usar y promocionar diverso equipo musical en sus conciertos. Entre esos instrumentos había un órgano eléctrico llamado Matador. Al principio actuaban solo en Alemania, principalmente en la región de origen de Jelinek alrededor de Zittau. Como segundo vocalista y guitarra rítmica se unió Karel Kahovec, anteriormente en los Hell’s Devils. En septiembre de 1965 Jelinek abandonó la batería y la formación de los Matadors se completó con otro ex-Hell’s Devils, el batería Miroslav Schwarz, más conocido como Tony Black. En abril de 1966, los Matadors regresaron por fin a su hogar, Praga. Sus primeros conciertos fueron un éxito inmediato, situándolos al mismo nivel que estrellas locales como Donald, Mefisto u Olympic. Junto a estos últimos empezaron a compartir escenario con regularidad en locales famosos como Olympik y Sluní?ko, llegando a presentar noticias beat semanales con versiones de los últimos éxitos rock mundiales. Una de las primeras composiciones propias del grupo fue ‘Sing A Song Of Sixpence’, un temprano ejercicio psicodélico con letras incomprensibles sacadas de un libro para niños en inglés. Pero el tema ya mostraba el estilo compositivo de Kahovec, que seguiría desarrollando más tarde como miembro de Flamengo. Mišík, por su parte, tendía más hacia el blues rock potente, como se puede apreciar, por ejemplo, en su ‘Malej zvon, co mám’. A finales de año los dos vocalistas del grupo fueron reemplazados por el ex-cantante de Flamengo Viktor Sodoma, y Mišík solo participó como invitado en una sesión de grabación en enero de 1967. Sodoma y Bezloja empezaron a crear la imagen del grupo, influenciados por revistas occidentales que mostraban los primeros reportajes sobre los hippies estadounidenses. Bezloja solía adoptar un aspecto andrógino y glam, posiblemente anticipándose a David Bowie o Marc Bolan. El único álbum de los Matadors se grabó en el espacio de una semana entre may y junio de 1968, encargado por la compañía PZO Artia y pensado principalmente para la exportación. Además de material propio y varias notables versiones de pop, soul y R&B, contiene el la sorprendente improvisación de estudio ‘Extraction’. En el verano de 1968, Sodoma y Obermayer dejaron el grupo. Sodoma fue reemplazado por otro ex-miembro de Hell’s Devils y Komety, el excepcional cantante de soul Miloš Reddy Vokurka, y Ji?í Matoušek se encargó del órgano. Mientras tanto, los Matadors recibieron la oferta de actuar como la banda de la nueva versión alemana del musical Hair en Munich, Alemania del Oeste. En octubre Hladík tambiñen abandonó el grupo, pasando a crear The Blue Effect con Vladimír Mišík unas semanas después. A Bezloja, Black, Reddy y Matoušek se les unió el joven guitarrista Petr Netopil, con quien tocaron sus últimos conciertos en Praga antes de mudarse a Munich definitivamente. Finalmente, el núcleo de la banda se transformó en el legendario e internacional grupo de prog rock Emergency, que incluiría a Bezloja, Reddy, Matoušek y Berka, además de un joven batería llamado Udo Linderberg.

Incluso 40 años después de su separación, los Matadors todavía son uno de los grupos "big beat" más conocidos de la antigua Checoslovaquia. Algunos de sus miembros originales continuarían sus trayectorias en bandas tan respetadas como The Blue Effect y Emergency.

Productos relacionados


Ver carrito

8,00

Munster

Munster se enorgullece de presentar por primera vez las grabaciones de estudio completas 1966-1968 de los Matadors. Incluso 40 años después de su separación, los Matadors todavía son uno de los grupos big beat más conocidos de la antigua Checoslovaquia. Algunos de sus miembros originales continuarían sus trayectorias en bandas tan respetadas como The Blue effect y Emergency. Desde los instrumentales twist de sus inicios, pasando por notables versiones de R&B y soul, y llegando a sus clásicas composiciones freakbeat, todos los temas han sido remasterizados a partir de las cintas analógicas originales. Incluye notas interiores escritas por el experto Lukáš Machata junto a fotos y portadas originales.

El batería amateur Wilfried Jelinek – un estudiante alemán de origen checo residente en Praga – formó el grupo checo-alemán de rock Pra-Be (Praha-Berlin) en 1960. Tras varios cambios en la formación, Jan Farmer Obermayer se les unió como saxofonista en 1964, junto a Otto Bezloja al bajo. Ambos habían sido miembros de Komety, ya por entonces legendarios pioneros del rock’n’roll checo. Pra-Be pasarían a llamarse Fontana a principios de 1965. Más tarde se unieron otros dos ex-miembros de Komety, el guitarra solista Radim Hladík y Vladimir Mišík, que tocaba la guitarra rítmica al principio pero pronto se pasó a la armónica de blues y las voces. El verdadero comienzo de los Matadors data de mayo de 1965, al conseguir Jelinek un acuerdo en la Expo de Leipzig para usar y promocionar diverso equipo musical en sus conciertos. Entre esos instrumentos había un órgano eléctrico llamado Matador. Al principio actuaban solo en Alemania, principalmente en la región de origen de Jelinek alrededor de Zittau. Como segundo vocalista y guitarra rítmica se unió Karel Kahovec, anteriormente en los Hell’s Devils. En septiembre de 1965 Jelinek abandonó la batería y la formación de los Matadors se completó con otro ex-Hell’s Devils, el batería Miroslav Schwarz, más conocido como Tony Black. En abril de 1966, los Matadors regresaron por fin a su hogar, Praga. Sus primeros conciertos fueron un éxito inmediato, situándolos al mismo nivel que estrellas locales como Donald, Mefisto u Olympic. Junto a estos últimos empezaron a compartir escenario con regularidad en locales famosos como Olympik y Sluní?ko, llegando a presentar noticias beat semanales con versiones de los últimos éxitos rock mundiales. Una de las primeras composiciones propias del grupo fue ‘Sing A Song Of Sixpence’, un temprano ejercicio psicodélico con letras incomprensibles sacadas de un libro para niños en inglés. Pero el tema ya mostraba el estilo compositivo de Kahovec, que seguiría desarrollando más tarde como miembro de Flamengo. Mišík, por su parte, tendía más hacia el blues rock potente, como se puede apreciar, por ejemplo, en su ‘Malej zvon, co mám’. A finales de año los dos vocalistas del grupo fueron reemplazados por el ex-cantante de Flamengo Viktor Sodoma, y Mišík solo participó como invitado en una sesión de grabación en enero de 1967. Sodoma y Bezloja empezaron a crear la imagen del grupo, influenciados por revistas occidentales que mostraban los primeros reportajes sobre los hippies estadounidenses. Bezloja solía adoptar un aspecto andrógino y glam, posiblemente anticipándose a David Bowie o Marc Bolan. El único álbum de los Matadors se grabó en el espacio de una semana entre may y junio de 1968, encargado por la compañía PZO Artia y pensado principalmente para la exportación. Además de material propio y varias notables versiones de pop, soul y R&B, contiene el la sorprendente improvisación de estudio ‘Extraction’. En el verano de 1968, Sodoma y Obermayer dejaron el grupo. Sodoma fue reemplazado por otro ex-miembro de Hell’s Devils y Komety, el excepcional cantante de soul Miloš Reddy Vokurka, y Ji?í Matoušek se encargó del órgano. Mientras tanto, los Matadors recibieron la oferta de actuar como la banda de la nueva versión alemana del musical Hair en Munich, Alemania del Oeste. En octubre Hladík tambiñen abandonó el grupo, pasando a crear The Blue Effect con Vladimír Mišík unas semanas después. A Bezloja, Black, Reddy y Matoušek se les unió el joven guitarrista Petr Netopil, con quien tocaron sus últimos conciertos en Praga antes de mudarse a Munich definitivamente. Finalmente, el núcleo de la banda se transformó en el legendario e internacional grupo de prog rock Emergency, que incluiría a Bezloja, Reddy, Matoušek y Berka, además de un joven batería llamado Udo Linderberg.

Productos relacionados


Ver carrito

8,00

Munster

Get Down From The Tree!

SKU: MR CD 299  |  , ,

Munster se enorgullece de presentar por primera vez las grabaciones de estudio completas 1966-1968 de los Matadors. Incluso 40 años después de su separación, los Matadors todavía son uno de los grupos big beat más conocidos de la antigua Checoslovaquia. Algunos de sus miembros originales continuarían sus trayectorias en bandas tan respetadas como The Blue effect y Emergency. Desde los instrumentales twist de sus inicios, pasando por notables versiones de R&B y soul, y llegando a sus clásicas composiciones freakbeat, todos los temas han sido remasterizados a partir de las cintas analógicas originales. Incluye notas interiores escritas por el experto Lukáš Machata junto a fotos y portadas originales.

El batería amateur Wilfried Jelinek – un estudiante alemán de origen checo residente en Praga – formó el grupo checo-alemán de rock Pra-Be (Praha-Berlin) en 1960. Tras varios cambios en la formación, Jan Farmer Obermayer se les unió como saxofonista en 1964, junto a Otto Bezloja al bajo. Ambos habían sido miembros de Komety, ya por entonces legendarios pioneros del rock’n’roll checo. Pra-Be pasarían a llamarse Fontana a principios de 1965. Más tarde se unieron otros dos ex-miembros de Komety, el guitarra solista Radim Hladík y Vladimir Mišík, que tocaba la guitarra rítmica al principio pero pronto se pasó a la armónica de blues y las voces. El verdadero comienzo de los Matadors data de mayo de 1965, al conseguir Jelinek un acuerdo en la Expo de Leipzig para usar y promocionar diverso equipo musical en sus conciertos. Entre esos instrumentos había un órgano eléctrico llamado Matador. Al principio actuaban solo en Alemania, principalmente en la región de origen de Jelinek alrededor de Zittau. Como segundo vocalista y guitarra rítmica se unió Karel Kahovec, anteriormente en los Hell’s Devils. En septiembre de 1965 Jelinek abandonó la batería y la formación de los Matadors se completó con otro ex-Hell’s Devils, el batería Miroslav Schwarz, más conocido como Tony Black. En abril de 1966, los Matadors regresaron por fin a su hogar, Praga. Sus primeros conciertos fueron un éxito inmediato, situándolos al mismo nivel que estrellas locales como Donald, Mefisto u Olympic. Junto a estos últimos empezaron a compartir escenario con regularidad en locales famosos como Olympik y Sluní?ko, llegando a presentar noticias beat semanales con versiones de los últimos éxitos rock mundiales. Una de las primeras composiciones propias del grupo fue ‘Sing A Song Of Sixpence’, un temprano ejercicio psicodélico con letras incomprensibles sacadas de un libro para niños en inglés. Pero el tema ya mostraba el estilo compositivo de Kahovec, que seguiría desarrollando más tarde como miembro de Flamengo. Mišík, por su parte, tendía más hacia el blues rock potente, como se puede apreciar, por ejemplo, en su ‘Malej zvon, co mám’. A finales de año los dos vocalistas del grupo fueron reemplazados por el ex-cantante de Flamengo Viktor Sodoma, y Mišík solo participó como invitado en una sesión de grabación en enero de 1967. Sodoma y Bezloja empezaron a crear la imagen del grupo, influenciados por revistas occidentales que mostraban los primeros reportajes sobre los hippies estadounidenses. Bezloja solía adoptar un aspecto andrógino y glam, posiblemente anticipándose a David Bowie o Marc Bolan. El único álbum de los Matadors se grabó en el espacio de una semana entre may y junio de 1968, encargado por la compañía PZO Artia y pensado principalmente para la exportación. Además de material propio y varias notables versiones de pop, soul y R&B, contiene el la sorprendente improvisación de estudio ‘Extraction’. En el verano de 1968, Sodoma y Obermayer dejaron el grupo. Sodoma fue reemplazado por otro ex-miembro de Hell’s Devils y Komety, el excepcional cantante de soul Miloš Reddy Vokurka, y Ji?í Matoušek se encargó del órgano. Mientras tanto, los Matadors recibieron la oferta de actuar como la banda de la nueva versión alemana del musical Hair en Munich, Alemania del Oeste. En octubre Hladík tambiñen abandonó el grupo, pasando a crear The Blue Effect con Vladimír Mišík unas semanas después. A Bezloja, Black, Reddy y Matoušek se les unió el joven guitarrista Petr Netopil, con quien tocaron sus últimos conciertos en Praga antes de mudarse a Munich definitivamente. Finalmente, el núcleo de la banda se transformó en el legendario e internacional grupo de prog rock Emergency, que incluiría a Bezloja, Reddy, Matoušek y Berka, además de un joven batería llamado Udo Linderberg.


Ver carrito

8,00

Munster

The Matadors

Get Down From The Tree!

SKU: MR CD 299  |  , ,

Munster se enorgullece de presentar por primera vez las grabaciones de estudio completas 1966-1968 de los Matadors. Incluso 40 años después de su separación, los Matadors todavía son uno de los grupos big beat más conocidos de la antigua Checoslovaquia. Algunos de sus miembros originales continuarían sus trayectorias en bandas tan respetadas como The Blue effect y Emergency. Desde los instrumentales twist de sus inicios, pasando por notables versiones de R&B y soul, y llegando a sus clásicas composiciones freakbeat, todos los temas han sido remasterizados a partir de las cintas analógicas originales. Incluye notas interiores escritas por el experto Lukáš Machata junto a fotos y portadas originales.

El batería amateur Wilfried Jelinek – un estudiante alemán de origen checo residente en Praga – formó el grupo checo-alemán de rock Pra-Be (Praha-Berlin) en 1960. Tras varios cambios en la formación, Jan Farmer Obermayer se les unió como saxofonista en 1964, junto a Otto Bezloja al bajo. Ambos habían sido miembros de Komety, ya por entonces legendarios pioneros del rock’n’roll checo. Pra-Be pasarían a llamarse Fontana a principios de 1965. Más tarde se unieron otros dos ex-miembros de Komety, el guitarra solista Radim Hladík y Vladimir Mišík, que tocaba la guitarra rítmica al principio pero pronto se pasó a la armónica de blues y las voces. El verdadero comienzo de los Matadors data de mayo de 1965, al conseguir Jelinek un acuerdo en la Expo de Leipzig para usar y promocionar diverso equipo musical en sus conciertos. Entre esos instrumentos había un órgano eléctrico llamado Matador. Al principio actuaban solo en Alemania, principalmente en la región de origen de Jelinek alrededor de Zittau. Como segundo vocalista y guitarra rítmica se unió Karel Kahovec, anteriormente en los Hell’s Devils. En septiembre de 1965 Jelinek abandonó la batería y la formación de los Matadors se completó con otro ex-Hell’s Devils, el batería Miroslav Schwarz, más conocido como Tony Black. En abril de 1966, los Matadors regresaron por fin a su hogar, Praga. Sus primeros conciertos fueron un éxito inmediato, situándolos al mismo nivel que estrellas locales como Donald, Mefisto u Olympic. Junto a estos últimos empezaron a compartir escenario con regularidad en locales famosos como Olympik y Sluní?ko, llegando a presentar noticias beat semanales con versiones de los últimos éxitos rock mundiales. Una de las primeras composiciones propias del grupo fue ‘Sing A Song Of Sixpence’, un temprano ejercicio psicodélico con letras incomprensibles sacadas de un libro para niños en inglés. Pero el tema ya mostraba el estilo compositivo de Kahovec, que seguiría desarrollando más tarde como miembro de Flamengo. Mišík, por su parte, tendía más hacia el blues rock potente, como se puede apreciar, por ejemplo, en su ‘Malej zvon, co mám’. A finales de año los dos vocalistas del grupo fueron reemplazados por el ex-cantante de Flamengo Viktor Sodoma, y Mišík solo participó como invitado en una sesión de grabación en enero de 1967. Sodoma y Bezloja empezaron a crear la imagen del grupo, influenciados por revistas occidentales que mostraban los primeros reportajes sobre los hippies estadounidenses. Bezloja solía adoptar un aspecto andrógino y glam, posiblemente anticipándose a David Bowie o Marc Bolan. El único álbum de los Matadors se grabó en el espacio de una semana entre may y junio de 1968, encargado por la compañía PZO Artia y pensado principalmente para la exportación. Además de material propio y varias notables versiones de pop, soul y R&B, contiene el la sorprendente improvisación de estudio ‘Extraction’. En el verano de 1968, Sodoma y Obermayer dejaron el grupo. Sodoma fue reemplazado por otro ex-miembro de Hell’s Devils y Komety, el excepcional cantante de soul Miloš Reddy Vokurka, y Ji?í Matoušek se encargó del órgano. Mientras tanto, los Matadors recibieron la oferta de actuar como la banda de la nueva versión alemana del musical Hair en Munich, Alemania del Oeste. En octubre Hladík tambiñen abandonó el grupo, pasando a crear The Blue Effect con Vladimír Mišík unas semanas después. A Bezloja, Black, Reddy y Matoušek se les unió el joven guitarrista Petr Netopil, con quien tocaron sus últimos conciertos en Praga antes de mudarse a Munich definitivamente. Finalmente, el núcleo de la banda se transformó en el legendario e internacional grupo de prog rock Emergency, que incluiría a Bezloja, Reddy, Matoušek y Berka, además de un joven batería llamado Udo Linderberg.

Productos relacionados