Catalogo - Man No Die

Bola Johnson

Man No Die

DESCUENTO

    Ver carrito

    Vampisoul

    Bola Johnson

    Man No Die


    SKU: VAMPI 124  |  , ,

    De los archivos de Philips en Nigeria llega esta colección de grabaciones (60’s/70’s) del misterioso trompetista y director de orquesta Bola Johnson. Una joya perdida de la edad dorada de la música nigeriana rescatada para todos los fans del Highlife y el Afrobeat.

    Hasta ahora, Bola Johnson sólo ha figurado en los márgenes de la escena musical de Lagos de finales de los sesenta y principios de los setenta. Puede que nunca tuviese la determinación, la longevidad profesional o el catálogo de titanes como Fela Kuti, King Sunny Ade or Victor Olaiya, pero su obra trazó su propia y magnífica ruta a través de la música popular de aquella época. Su maravillosa voz adornó todos los estilos de su repertorio, desde las dulces cimas melódicas del highlife y palm wine hasta el soulful skanking del Afro-blues/funk y Afrobeat; su trompeta al rojo vivo se abre camino hasta tu alma ansiosa; sus temas vibran con ganchos pegadizos y ritmos ondulantes; Bola se encuentra igual de cómodo componiendo en cualquier estilo… Funk? Calypso? Highlife? ¡Lo que quieras! Bola Johnson nació en 1947 en el seno de una familia musical. Estudió en la Livingstone Academy de Lagos y, más tarde, en la prestigiosa Eko Boys High School. En 1962 dejó los estudios para seguir su destino en la música. Su sueño se avivó al tocar con el legendario trompetista y artista highlife nigeriano Eddy Okonta, aunque ese mismo año Bola se unió a la banda de highlife de Eric Akeaze como cantante y a las maracas. Eran el grupo residente en el Easy Life Hotel, en Moloka, Ibadan, el centro de la escena musical de los años sesenta en Nigeria. Cuando Erik Akeaze y su grupo dejaron el hotel, Bola se quedó con el trabajo y montó los Easy Life Top Beats. Además también tocaron en la zona norte de Nigeria. Al volver al sur, concretamente a Lagos en 1968, Bola y sus músicos estaban listos para grabar sus temas más funk. En 1964, con solo 17 años, Bola había firmado un contrato con Philips West African, y grabó muchos de los temas más rootsy de este recopilatorio en formato de siete pulgadas. En 1968, en Lagos, grabó su material más funk en el LP Papa Rebecca Special, y más tarde un álbum más tradicional titulado Ashewo Ajegunle Yakare. Teniendo en cuenta lo bien que suenan esos temas, cabe preguntarse por qué no grabó más material. Según Bola, la gente de A&R de Philips de la época dejaron que su predilección por el pasado se pusiese por encima de su criterio a la hora de apoyar a nuevos artistas, ya que tenían grandes figuras del highlife en su sello como Osita Osadebe, Rex Lawson, Victor Olaiya y Bobby Benson, por lo que era duro para artistas más jóvenes conseguir su atención, apoyo y la consecuente publicidad. Además, a Bola siempre le resultó difícil disponer de instrumentos propios, y los directores de orquesta eran los encargados de facilitar los medios para tocar sus músicos. También hay que tener en cuenta el impacto que tuvo la guerra civil y el consiguiente descenso de popularidad del highlife, junto al ascenso del juju, Afrobeat y la breve moda del Afro-rock. A pesar de que la propuesta de Bola era única y de calidad, no parecía cuajar con éxito entre la juventud de Lagos. Debido a que sus oportunidades en la música iban menguando, Bola empezó a trabajar en los medios de comunicación, primero en Radio Nigeria Ibadan en 1970 y en 1973 en la FRCN (Federal Radio Corporation of Nigeria). En ocasiones tocaba en el club Cool Cat de Ebute Metta, Lagos. Actualmente, Bola vive en Ikorodu, un suburbio de Lagos. Todavía compone música y tiene ilusión por grabar de nuevo.

    DESCUENTO

      Ver carrito

      Vampisoul

      De los archivos de Philips en Nigeria llega esta colección de grabaciones (60’s/70’s) del misterioso trompetista y director de orquesta Bola Johnson. Una joya perdida de la edad dorada de la música nigeriana rescatada para todos los fans del Highlife y el Afrobeat.

      Hasta ahora, Bola Johnson sólo ha figurado en los márgenes de la escena musical de Lagos de finales de los sesenta y principios de los setenta. Puede que nunca tuviese la determinación, la longevidad profesional o el catálogo de titanes como Fela Kuti, King Sunny Ade or Victor Olaiya, pero su obra trazó su propia y magnífica ruta a través de la música popular de aquella época. Su maravillosa voz adornó todos los estilos de su repertorio, desde las dulces cimas melódicas del highlife y palm wine hasta el soulful skanking del Afro-blues/funk y Afrobeat; su trompeta al rojo vivo se abre camino hasta tu alma ansiosa; sus temas vibran con ganchos pegadizos y ritmos ondulantes; Bola se encuentra igual de cómodo componiendo en cualquier estilo… Funk? Calypso? Highlife? ¡Lo que quieras! Bola Johnson nació en 1947 en el seno de una familia musical. Estudió en la Livingstone Academy de Lagos y, más tarde, en la prestigiosa Eko Boys High School. En 1962 dejó los estudios para seguir su destino en la música. Su sueño se avivó al tocar con el legendario trompetista y artista highlife nigeriano Eddy Okonta, aunque ese mismo año Bola se unió a la banda de highlife de Eric Akeaze como cantante y a las maracas. Eran el grupo residente en el Easy Life Hotel, en Moloka, Ibadan, el centro de la escena musical de los años sesenta en Nigeria. Cuando Erik Akeaze y su grupo dejaron el hotel, Bola se quedó con el trabajo y montó los Easy Life Top Beats. Además también tocaron en la zona norte de Nigeria. Al volver al sur, concretamente a Lagos en 1968, Bola y sus músicos estaban listos para grabar sus temas más funk. En 1964, con solo 17 años, Bola había firmado un contrato con Philips West African, y grabó muchos de los temas más rootsy de este recopilatorio en formato de siete pulgadas. En 1968, en Lagos, grabó su material más funk en el LP Papa Rebecca Special, y más tarde un álbum más tradicional titulado Ashewo Ajegunle Yakare. Teniendo en cuenta lo bien que suenan esos temas, cabe preguntarse por qué no grabó más material. Según Bola, la gente de A&R de Philips de la época dejaron que su predilección por el pasado se pusiese por encima de su criterio a la hora de apoyar a nuevos artistas, ya que tenían grandes figuras del highlife en su sello como Osita Osadebe, Rex Lawson, Victor Olaiya y Bobby Benson, por lo que era duro para artistas más jóvenes conseguir su atención, apoyo y la consecuente publicidad. Además, a Bola siempre le resultó difícil disponer de instrumentos propios, y los directores de orquesta eran los encargados de facilitar los medios para tocar sus músicos. También hay que tener en cuenta el impacto que tuvo la guerra civil y el consiguiente descenso de popularidad del highlife, junto al ascenso del juju, Afrobeat y la breve moda del Afro-rock. A pesar de que la propuesta de Bola era única y de calidad, no parecía cuajar con éxito entre la juventud de Lagos. Debido a que sus oportunidades en la música iban menguando, Bola empezó a trabajar en los medios de comunicación, primero en Radio Nigeria Ibadan en 1970 y en 1973 en la FRCN (Federal Radio Corporation of Nigeria). En ocasiones tocaba en el club Cool Cat de Ebute Metta, Lagos. Actualmente, Bola vive en Ikorodu, un suburbio de Lagos. Todavía compone música y tiene ilusión por grabar de nuevo.

      Productos relacionados

      DESCUENTO

        Ver carrito

        Vampisoul

        Man No Die

        SKU: VAMPI 124  |  , ,

        De los archivos de Philips en Nigeria llega esta colección de grabaciones (60’s/70’s) del misterioso trompetista y director de orquesta Bola Johnson. Una joya perdida de la edad dorada de la música nigeriana rescatada para todos los fans del Highlife y el Afrobeat.

        Hasta ahora, Bola Johnson sólo ha figurado en los márgenes de la escena musical de Lagos de finales de los sesenta y principios de los setenta. Puede que nunca tuviese la determinación, la longevidad profesional o el catálogo de titanes como Fela Kuti, King Sunny Ade or Victor Olaiya, pero su obra trazó su propia y magnífica ruta a través de la música popular de aquella época. Su maravillosa voz adornó todos los estilos de su repertorio, desde las dulces cimas melódicas del highlife y palm wine hasta el soulful skanking del Afro-blues/funk y Afrobeat; su trompeta al rojo vivo se abre camino hasta tu alma ansiosa; sus temas vibran con ganchos pegadizos y ritmos ondulantes; Bola se encuentra igual de cómodo componiendo en cualquier estilo… Funk? Calypso? Highlife? ¡Lo que quieras! Bola Johnson nació en 1947 en el seno de una familia musical. Estudió en la Livingstone Academy de Lagos y, más tarde, en la prestigiosa Eko Boys High School. En 1962 dejó los estudios para seguir su destino en la música. Su sueño se avivó al tocar con el legendario trompetista y artista highlife nigeriano Eddy Okonta, aunque ese mismo año Bola se unió a la banda de highlife de Eric Akeaze como cantante y a las maracas. Eran el grupo residente en el Easy Life Hotel, en Moloka, Ibadan, el centro de la escena musical de los años sesenta en Nigeria. Cuando Erik Akeaze y su grupo dejaron el hotel, Bola se quedó con el trabajo y montó los Easy Life Top Beats. Además también tocaron en la zona norte de Nigeria. Al volver al sur, concretamente a Lagos en 1968, Bola y sus músicos estaban listos para grabar sus temas más funk. En 1964, con solo 17 años, Bola había firmado un contrato con Philips West African, y grabó muchos de los temas más rootsy de este recopilatorio en formato de siete pulgadas. En 1968, en Lagos, grabó su material más funk en el LP Papa Rebecca Special, y más tarde un álbum más tradicional titulado Ashewo Ajegunle Yakare. Teniendo en cuenta lo bien que suenan esos temas, cabe preguntarse por qué no grabó más material. Según Bola, la gente de A&R de Philips de la época dejaron que su predilección por el pasado se pusiese por encima de su criterio a la hora de apoyar a nuevos artistas, ya que tenían grandes figuras del highlife en su sello como Osita Osadebe, Rex Lawson, Victor Olaiya y Bobby Benson, por lo que era duro para artistas más jóvenes conseguir su atención, apoyo y la consecuente publicidad. Además, a Bola siempre le resultó difícil disponer de instrumentos propios, y los directores de orquesta eran los encargados de facilitar los medios para tocar sus músicos. También hay que tener en cuenta el impacto que tuvo la guerra civil y el consiguiente descenso de popularidad del highlife, junto al ascenso del juju, Afrobeat y la breve moda del Afro-rock. A pesar de que la propuesta de Bola era única y de calidad, no parecía cuajar con éxito entre la juventud de Lagos. Debido a que sus oportunidades en la música iban menguando, Bola empezó a trabajar en los medios de comunicación, primero en Radio Nigeria Ibadan en 1970 y en 1973 en la FRCN (Federal Radio Corporation of Nigeria). En ocasiones tocaba en el club Cool Cat de Ebute Metta, Lagos. Actualmente, Bola vive en Ikorodu, un suburbio de Lagos. Todavía compone música y tiene ilusión por grabar de nuevo.

        DESCUENTO

          Ver carrito

          Vampisoul

          Bola Johnson

          Man No Die

          SKU: VAMPI 124  |  , ,

          De los archivos de Philips en Nigeria llega esta colección de grabaciones (60’s/70’s) del misterioso trompetista y director de orquesta Bola Johnson. Una joya perdida de la edad dorada de la música nigeriana rescatada para todos los fans del Highlife y el Afrobeat.

          Hasta ahora, Bola Johnson sólo ha figurado en los márgenes de la escena musical de Lagos de finales de los sesenta y principios de los setenta. Puede que nunca tuviese la determinación, la longevidad profesional o el catálogo de titanes como Fela Kuti, King Sunny Ade or Victor Olaiya, pero su obra trazó su propia y magnífica ruta a través de la música popular de aquella época. Su maravillosa voz adornó todos los estilos de su repertorio, desde las dulces cimas melódicas del highlife y palm wine hasta el soulful skanking del Afro-blues/funk y Afrobeat; su trompeta al rojo vivo se abre camino hasta tu alma ansiosa; sus temas vibran con ganchos pegadizos y ritmos ondulantes; Bola se encuentra igual de cómodo componiendo en cualquier estilo… Funk? Calypso? Highlife? ¡Lo que quieras! Bola Johnson nació en 1947 en el seno de una familia musical. Estudió en la Livingstone Academy de Lagos y, más tarde, en la prestigiosa Eko Boys High School. En 1962 dejó los estudios para seguir su destino en la música. Su sueño se avivó al tocar con el legendario trompetista y artista highlife nigeriano Eddy Okonta, aunque ese mismo año Bola se unió a la banda de highlife de Eric Akeaze como cantante y a las maracas. Eran el grupo residente en el Easy Life Hotel, en Moloka, Ibadan, el centro de la escena musical de los años sesenta en Nigeria. Cuando Erik Akeaze y su grupo dejaron el hotel, Bola se quedó con el trabajo y montó los Easy Life Top Beats. Además también tocaron en la zona norte de Nigeria. Al volver al sur, concretamente a Lagos en 1968, Bola y sus músicos estaban listos para grabar sus temas más funk. En 1964, con solo 17 años, Bola había firmado un contrato con Philips West African, y grabó muchos de los temas más rootsy de este recopilatorio en formato de siete pulgadas. En 1968, en Lagos, grabó su material más funk en el LP Papa Rebecca Special, y más tarde un álbum más tradicional titulado Ashewo Ajegunle Yakare. Teniendo en cuenta lo bien que suenan esos temas, cabe preguntarse por qué no grabó más material. Según Bola, la gente de A&R de Philips de la época dejaron que su predilección por el pasado se pusiese por encima de su criterio a la hora de apoyar a nuevos artistas, ya que tenían grandes figuras del highlife en su sello como Osita Osadebe, Rex Lawson, Victor Olaiya y Bobby Benson, por lo que era duro para artistas más jóvenes conseguir su atención, apoyo y la consecuente publicidad. Además, a Bola siempre le resultó difícil disponer de instrumentos propios, y los directores de orquesta eran los encargados de facilitar los medios para tocar sus músicos. También hay que tener en cuenta el impacto que tuvo la guerra civil y el consiguiente descenso de popularidad del highlife, junto al ascenso del juju, Afrobeat y la breve moda del Afro-rock. A pesar de que la propuesta de Bola era única y de calidad, no parecía cuajar con éxito entre la juventud de Lagos. Debido a que sus oportunidades en la música iban menguando, Bola empezó a trabajar en los medios de comunicación, primero en Radio Nigeria Ibadan en 1970 y en 1973 en la FRCN (Federal Radio Corporation of Nigeria). En ocasiones tocaba en el club Cool Cat de Ebute Metta, Lagos. Actualmente, Bola vive en Ikorodu, un suburbio de Lagos. Todavía compone música y tiene ilusión por grabar de nuevo.

          Productos relacionados