Catalogo - Me gritan melenudo

The Silver Thunders

Me gritan melenudo

DESCUENTO

Ver carrito

22,00 19,00

Munster

The Silver Thunders

Me gritan melenudo


SKU: MR 396  |  , ,

Álbum inédito de una de las bandas más excitantes de los primeros años del rock colombiano: The Silver Thunders, influida por el Mersey beat, surf y garage. Incluye versiones de The Beatles, The Troggs o The Ventures, entre otros, además de una canción propia y extenso material gráfico e información detallada.

En 1968 los Silver Thunders gozaban de buena reputación dentro del circuito rockero de Bogotá. Ya fuera por la imagen disparatada e insolente que proyectaban, o por su gracia desbordada en los escenarios, los cuatro jóvenes desfilaban habitualmente por programas de radio y televisión, bailes juveniles y discotecas legendarias como La Fiebre, The Ship, La Caverna, La Jaula, La Bomba, Panauto y El Diábolo de Oro. Tan solo les faltaba un disco para consolidar su popularidad. Hoy ninguno de los tres miembros vivos de la banda recuerda de dónde salió el dinero para invertir en una grabación. Lo cierto es que en 1968, durante meses, tres o cuatro horas a la semana, se reunieron en el estudio Suramericana de Grabaciones. Los pormenores de las sesiones ahora son etéreos y nadie sabe quiénes estuvieron detrás de la consola. Sin embargo, Jorge López (guitarra líder) y Orlando Córdoba (bajo) coinciden en que el lugar era incómodo y precario. Esto no socavó el espíritu festivo de la banda. Así las cosas, sin trucos de edición y sin la posibilidad de hacer múltiples tomas pues los carretes de cinta magnetofónica eran muy costosos, los Silver Thunders –que completaban Edgardo Córdoba (guitarra rítmica) y Carlos Cardona (batería)– grabaron en vivo un repertorio influenciado por el Mersey beat y el R&B británicos, el surf y el garage norteamericanos, la psicodelia de los Beatles y algo de pop africano. De eso dan cuenta, por ejemplo, versiones crudas de ‘And Your Bird Can Sing’, ‘Got To Get You Into My Life’ y ‘A Day In The Life’ de los cuatro de Liverpool; ‘Mary, Mary’ de The Monkees; ‘Wild Thing’ de The Troggs; ‘Wild Angels’, tomada de la banda sonora de la película del mismo nombre; ‘Summer In The City’ de Lovin’ Spoonful y un sorprendente ‘Pata Pata’ de la sudafricana Miriam Makeba. Aunque la presencia de los Beatles es predominante, el estilo de The Ventures es explorado con rigor como en el caso de ‘Good Thing’ y una primorosa e ingenua versión de ‘Strawberry Fields Forever’ retomada de la instrumental que hiciera famosa en 1967 la banda de Don Wilson y Bob Bogle. Completa la grabación ‘Alma agobiada’, canción original de Carlos Caniche Cardona y único vestigio del repertorio propio de los Silver Thunders. Al término de la inédita aventura en el estudio, cortaron un acetato y les fue entregada una cinta magnetofónica que contenía la grabación. Con el material bajo el brazo fueron a tocar las puertas de los sellos discográficos bogotanos. La respuesta fue un no rotundo. Algunos alegaron mala calidad de la grabación y otros que el sonido beat ya estaba pasado de moda. Un par de años más tarde, Jorge López se fue a terminar sus estudios y Carlos Cardona se enlistó en Los Flippers. Los gemelos Córdoba continuaron con la compañía de Hernando Orjuela en teclados y Eduardo Acevedo a la batería. Se dejaron llevar por la corriente místico-trascendental del Maharishi Mahesh Yogui. Así, al término de la década, los cuatro Silver Thunders se transformaron en Los Yoguis, quienes grabaron ‘Birthday’ y ‘Revolution’ de los Beatles en los Estudios Ingeson, así como ‘Shape Of Things To Come’ y ‘Listen To The Music’, ambas de la banda sonora de la película Wild In The Streets. La cinta magnetofónica con las dos grabaciones permaneció durante mucho tiempo en la casa de los Córdoba. Óscar, otro hermano, tuvo la feliz idea de pasarla a formato digital antes de que desapareciera en una futura mudanza. Quedó un casete que fue utilizado a mediados de los noventa para editar una tirada promocional patrocinada por Laboratorios Legrand SA y Plutarco García Herreros, un médico nostálgico que fabricó cien copias y las repartió entre algunos miembros de la banda y los invitados a una fiesta de ex alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia. El casete es hoy un objeto de culto. Sobreviven un par de ejemplares cuya suerte fue servir de matriz para que, cincuenta años después, el sonido fervoroso, ingenuo y descarnado de los Silver Thunders retornara a su destino elemental: los brillantes surcos de un vinilo. Luis Daniel Vega

DESCUENTO

Ver carrito

22,00 19,00

Munster

Álbum inédito de una de las bandas más excitantes de los primeros años del rock colombiano: The Silver Thunders, influida por el Mersey beat, surf y garage. Incluye versiones de The Beatles, The Troggs o The Ventures, entre otros, además de una canción propia y extenso material gráfico e información detallada.

En 1968 los Silver Thunders gozaban de buena reputación dentro del circuito rockero de Bogotá. Ya fuera por la imagen disparatada e insolente que proyectaban, o por su gracia desbordada en los escenarios, los cuatro jóvenes desfilaban habitualmente por programas de radio y televisión, bailes juveniles y discotecas legendarias como La Fiebre, The Ship, La Caverna, La Jaula, La Bomba, Panauto y El Diábolo de Oro. Tan solo les faltaba un disco para consolidar su popularidad. Hoy ninguno de los tres miembros vivos de la banda recuerda de dónde salió el dinero para invertir en una grabación. Lo cierto es que en 1968, durante meses, tres o cuatro horas a la semana, se reunieron en el estudio Suramericana de Grabaciones. Los pormenores de las sesiones ahora son etéreos y nadie sabe quiénes estuvieron detrás de la consola. Sin embargo, Jorge López (guitarra líder) y Orlando Córdoba (bajo) coinciden en que el lugar era incómodo y precario. Esto no socavó el espíritu festivo de la banda. Así las cosas, sin trucos de edición y sin la posibilidad de hacer múltiples tomas pues los carretes de cinta magnetofónica eran muy costosos, los Silver Thunders –que completaban Edgardo Córdoba (guitarra rítmica) y Carlos Cardona (batería)– grabaron en vivo un repertorio influenciado por el Mersey beat y el R&B británicos, el surf y el garage norteamericanos, la psicodelia de los Beatles y algo de pop africano. De eso dan cuenta, por ejemplo, versiones crudas de ‘And Your Bird Can Sing’, ‘Got To Get You Into My Life’ y ‘A Day In The Life’ de los cuatro de Liverpool; ‘Mary, Mary’ de The Monkees; ‘Wild Thing’ de The Troggs; ‘Wild Angels’, tomada de la banda sonora de la película del mismo nombre; ‘Summer In The City’ de Lovin’ Spoonful y un sorprendente ‘Pata Pata’ de la sudafricana Miriam Makeba. Aunque la presencia de los Beatles es predominante, el estilo de The Ventures es explorado con rigor como en el caso de ‘Good Thing’ y una primorosa e ingenua versión de ‘Strawberry Fields Forever’ retomada de la instrumental que hiciera famosa en 1967 la banda de Don Wilson y Bob Bogle. Completa la grabación ‘Alma agobiada’, canción original de Carlos Caniche Cardona y único vestigio del repertorio propio de los Silver Thunders. Al término de la inédita aventura en el estudio, cortaron un acetato y les fue entregada una cinta magnetofónica que contenía la grabación. Con el material bajo el brazo fueron a tocar las puertas de los sellos discográficos bogotanos. La respuesta fue un no rotundo. Algunos alegaron mala calidad de la grabación y otros que el sonido beat ya estaba pasado de moda. Un par de años más tarde, Jorge López se fue a terminar sus estudios y Carlos Cardona se enlistó en Los Flippers. Los gemelos Córdoba continuaron con la compañía de Hernando Orjuela en teclados y Eduardo Acevedo a la batería. Se dejaron llevar por la corriente místico-trascendental del Maharishi Mahesh Yogui. Así, al término de la década, los cuatro Silver Thunders se transformaron en Los Yoguis, quienes grabaron ‘Birthday’ y ‘Revolution’ de los Beatles en los Estudios Ingeson, así como ‘Shape Of Things To Come’ y ‘Listen To The Music’, ambas de la banda sonora de la película Wild In The Streets. La cinta magnetofónica con las dos grabaciones permaneció durante mucho tiempo en la casa de los Córdoba. Óscar, otro hermano, tuvo la feliz idea de pasarla a formato digital antes de que desapareciera en una futura mudanza. Quedó un casete que fue utilizado a mediados de los noventa para editar una tirada promocional patrocinada por Laboratorios Legrand SA y Plutarco García Herreros, un médico nostálgico que fabricó cien copias y las repartió entre algunos miembros de la banda y los invitados a una fiesta de ex alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia. El casete es hoy un objeto de culto. Sobreviven un par de ejemplares cuya suerte fue servir de matriz para que, cincuenta años después, el sonido fervoroso, ingenuo y descarnado de los Silver Thunders retornara a su destino elemental: los brillantes surcos de un vinilo. Luis Daniel Vega

Productos relacionados

DESCUENTO

Ver carrito

22,00 19,00

Munster

Me gritan melenudo

SKU: MR 396  |  , ,

Álbum inédito de una de las bandas más excitantes de los primeros años del rock colombiano: The Silver Thunders, influida por el Mersey beat, surf y garage. Incluye versiones de The Beatles, The Troggs o The Ventures, entre otros, además de una canción propia y extenso material gráfico e información detallada.

En 1968 los Silver Thunders gozaban de buena reputación dentro del circuito rockero de Bogotá. Ya fuera por la imagen disparatada e insolente que proyectaban, o por su gracia desbordada en los escenarios, los cuatro jóvenes desfilaban habitualmente por programas de radio y televisión, bailes juveniles y discotecas legendarias como La Fiebre, The Ship, La Caverna, La Jaula, La Bomba, Panauto y El Diábolo de Oro. Tan solo les faltaba un disco para consolidar su popularidad. Hoy ninguno de los tres miembros vivos de la banda recuerda de dónde salió el dinero para invertir en una grabación. Lo cierto es que en 1968, durante meses, tres o cuatro horas a la semana, se reunieron en el estudio Suramericana de Grabaciones. Los pormenores de las sesiones ahora son etéreos y nadie sabe quiénes estuvieron detrás de la consola. Sin embargo, Jorge López (guitarra líder) y Orlando Córdoba (bajo) coinciden en que el lugar era incómodo y precario. Esto no socavó el espíritu festivo de la banda. Así las cosas, sin trucos de edición y sin la posibilidad de hacer múltiples tomas pues los carretes de cinta magnetofónica eran muy costosos, los Silver Thunders –que completaban Edgardo Córdoba (guitarra rítmica) y Carlos Cardona (batería)– grabaron en vivo un repertorio influenciado por el Mersey beat y el R&B británicos, el surf y el garage norteamericanos, la psicodelia de los Beatles y algo de pop africano. De eso dan cuenta, por ejemplo, versiones crudas de ‘And Your Bird Can Sing’, ‘Got To Get You Into My Life’ y ‘A Day In The Life’ de los cuatro de Liverpool; ‘Mary, Mary’ de The Monkees; ‘Wild Thing’ de The Troggs; ‘Wild Angels’, tomada de la banda sonora de la película del mismo nombre; ‘Summer In The City’ de Lovin’ Spoonful y un sorprendente ‘Pata Pata’ de la sudafricana Miriam Makeba. Aunque la presencia de los Beatles es predominante, el estilo de The Ventures es explorado con rigor como en el caso de ‘Good Thing’ y una primorosa e ingenua versión de ‘Strawberry Fields Forever’ retomada de la instrumental que hiciera famosa en 1967 la banda de Don Wilson y Bob Bogle. Completa la grabación ‘Alma agobiada’, canción original de Carlos Caniche Cardona y único vestigio del repertorio propio de los Silver Thunders. Al término de la inédita aventura en el estudio, cortaron un acetato y les fue entregada una cinta magnetofónica que contenía la grabación. Con el material bajo el brazo fueron a tocar las puertas de los sellos discográficos bogotanos. La respuesta fue un no rotundo. Algunos alegaron mala calidad de la grabación y otros que el sonido beat ya estaba pasado de moda. Un par de años más tarde, Jorge López se fue a terminar sus estudios y Carlos Cardona se enlistó en Los Flippers. Los gemelos Córdoba continuaron con la compañía de Hernando Orjuela en teclados y Eduardo Acevedo a la batería. Se dejaron llevar por la corriente místico-trascendental del Maharishi Mahesh Yogui. Así, al término de la década, los cuatro Silver Thunders se transformaron en Los Yoguis, quienes grabaron ‘Birthday’ y ‘Revolution’ de los Beatles en los Estudios Ingeson, así como ‘Shape Of Things To Come’ y ‘Listen To The Music’, ambas de la banda sonora de la película Wild In The Streets. La cinta magnetofónica con las dos grabaciones permaneció durante mucho tiempo en la casa de los Córdoba. Óscar, otro hermano, tuvo la feliz idea de pasarla a formato digital antes de que desapareciera en una futura mudanza. Quedó un casete que fue utilizado a mediados de los noventa para editar una tirada promocional patrocinada por Laboratorios Legrand SA y Plutarco García Herreros, un médico nostálgico que fabricó cien copias y las repartió entre algunos miembros de la banda y los invitados a una fiesta de ex alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia. El casete es hoy un objeto de culto. Sobreviven un par de ejemplares cuya suerte fue servir de matriz para que, cincuenta años después, el sonido fervoroso, ingenuo y descarnado de los Silver Thunders retornara a su destino elemental: los brillantes surcos de un vinilo. Luis Daniel Vega

DESCUENTO

Ver carrito

22,00 19,00

Munster

The Silver Thunders

Me gritan melenudo

SKU: MR 396  |  , ,

Álbum inédito de una de las bandas más excitantes de los primeros años del rock colombiano: The Silver Thunders, influida por el Mersey beat, surf y garage. Incluye versiones de The Beatles, The Troggs o The Ventures, entre otros, además de una canción propia y extenso material gráfico e información detallada.

En 1968 los Silver Thunders gozaban de buena reputación dentro del circuito rockero de Bogotá. Ya fuera por la imagen disparatada e insolente que proyectaban, o por su gracia desbordada en los escenarios, los cuatro jóvenes desfilaban habitualmente por programas de radio y televisión, bailes juveniles y discotecas legendarias como La Fiebre, The Ship, La Caverna, La Jaula, La Bomba, Panauto y El Diábolo de Oro. Tan solo les faltaba un disco para consolidar su popularidad. Hoy ninguno de los tres miembros vivos de la banda recuerda de dónde salió el dinero para invertir en una grabación. Lo cierto es que en 1968, durante meses, tres o cuatro horas a la semana, se reunieron en el estudio Suramericana de Grabaciones. Los pormenores de las sesiones ahora son etéreos y nadie sabe quiénes estuvieron detrás de la consola. Sin embargo, Jorge López (guitarra líder) y Orlando Córdoba (bajo) coinciden en que el lugar era incómodo y precario. Esto no socavó el espíritu festivo de la banda. Así las cosas, sin trucos de edición y sin la posibilidad de hacer múltiples tomas pues los carretes de cinta magnetofónica eran muy costosos, los Silver Thunders –que completaban Edgardo Córdoba (guitarra rítmica) y Carlos Cardona (batería)– grabaron en vivo un repertorio influenciado por el Mersey beat y el R&B británicos, el surf y el garage norteamericanos, la psicodelia de los Beatles y algo de pop africano. De eso dan cuenta, por ejemplo, versiones crudas de ‘And Your Bird Can Sing’, ‘Got To Get You Into My Life’ y ‘A Day In The Life’ de los cuatro de Liverpool; ‘Mary, Mary’ de The Monkees; ‘Wild Thing’ de The Troggs; ‘Wild Angels’, tomada de la banda sonora de la película del mismo nombre; ‘Summer In The City’ de Lovin’ Spoonful y un sorprendente ‘Pata Pata’ de la sudafricana Miriam Makeba. Aunque la presencia de los Beatles es predominante, el estilo de The Ventures es explorado con rigor como en el caso de ‘Good Thing’ y una primorosa e ingenua versión de ‘Strawberry Fields Forever’ retomada de la instrumental que hiciera famosa en 1967 la banda de Don Wilson y Bob Bogle. Completa la grabación ‘Alma agobiada’, canción original de Carlos Caniche Cardona y único vestigio del repertorio propio de los Silver Thunders. Al término de la inédita aventura en el estudio, cortaron un acetato y les fue entregada una cinta magnetofónica que contenía la grabación. Con el material bajo el brazo fueron a tocar las puertas de los sellos discográficos bogotanos. La respuesta fue un no rotundo. Algunos alegaron mala calidad de la grabación y otros que el sonido beat ya estaba pasado de moda. Un par de años más tarde, Jorge López se fue a terminar sus estudios y Carlos Cardona se enlistó en Los Flippers. Los gemelos Córdoba continuaron con la compañía de Hernando Orjuela en teclados y Eduardo Acevedo a la batería. Se dejaron llevar por la corriente místico-trascendental del Maharishi Mahesh Yogui. Así, al término de la década, los cuatro Silver Thunders se transformaron en Los Yoguis, quienes grabaron ‘Birthday’ y ‘Revolution’ de los Beatles en los Estudios Ingeson, así como ‘Shape Of Things To Come’ y ‘Listen To The Music’, ambas de la banda sonora de la película Wild In The Streets. La cinta magnetofónica con las dos grabaciones permaneció durante mucho tiempo en la casa de los Córdoba. Óscar, otro hermano, tuvo la feliz idea de pasarla a formato digital antes de que desapareciera en una futura mudanza. Quedó un casete que fue utilizado a mediados de los noventa para editar una tirada promocional patrocinada por Laboratorios Legrand SA y Plutarco García Herreros, un médico nostálgico que fabricó cien copias y las repartió entre algunos miembros de la banda y los invitados a una fiesta de ex alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia. El casete es hoy un objeto de culto. Sobreviven un par de ejemplares cuya suerte fue servir de matriz para que, cincuenta años después, el sonido fervoroso, ingenuo y descarnado de los Silver Thunders retornara a su destino elemental: los brillantes surcos de un vinilo. Luis Daniel Vega

Productos relacionados