Catalogo - Mi buenaventura

Peregoyo y su Combo Vacaná

Mi buenaventura


Ver carrito

22,00

Vampisoul

Peregoyo y su Combo Vacaná

Mi buenaventura


SKU: VAMPI 185  |  , , ,  | 

El segundo lanzamiento para Fuentes de Peregoyo y su Combo Vacaná, grabado en 1967, está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno. El conjunto de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional.

Aunque los cuatro álbumes de Peregoyo y su Combo Vacaná son discos clásicos que merecen un lugar destacado en la herencia musical de Colombia , Mi Buenaventura (grabado en 1967) es quizás el más icónico. Su segundo lanzamiento para Fuentes está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno, Peregoyo y su conjunto eran expertos en tocar cualquier estilo de estos y más. El grupo de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio (1917-2007) en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico, y a él se le considera el primero en hacer de las tradiciones musicales de esa zona una parte integral de un repertorio presentado comercialmente. Peregoyo debutó en 1961 con ‘Mi Peregoyo’ y más tarde acompañó a la cantante afro-folclórica Leonor González Mina en esa canción y otras. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región así como tocar la música bailable tropical de Cuba, Nueva York y Puerto Rico que en aquel momento llegaba a Buenaventura en discos traídos por los marinos mercantes. En cierto modo, Peregoyo y su grupo se parecían a los afro-portorriqueños Cortijo y su Combo: ambos grupos fueron pioneros en su época, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional. Peregoyo seleccionó a los mejores músicos locales para que se unieran a su misión de actualizar las expresiones folclóricas nativas, entre los que estaban José Lorenzo Che Benítez (guitarra), Henry Carvajal (bajo), Álvaro Cifuentes (trompeta, arreglos) y Aristarco Torres (saxofón alto). El grupo modernizó estos sonidos al tomar la marimba e instrumentación de percusión de la música original e interpretarla con instrumentos de música de baile caribeña de forma contundente y libre, con un toque jazzy y bullicioso apoyado por ritmos añadidos (Arcesio Chenchudino López y Emiliano Valencia), trepidantes arreglos de llamada y respuesta y melodías cautivadoras. El inconfundible vocalista Marcos Antonio Markkitos Micolta, dotado de una extraordinaria personalidad cuyo talento y calidez lucen en todo lo que canta, se unió en 1962. La palabra peregoyo es una variante local del término emperegoyado, aplicado a alguien que siempre va bien vestido, un hábito infundido en Enrique Urbano desde sus tiempos como un respetado profesor en la escuela de música. Vacaná viene de las primeras letras de los principales orígenes regionales de los miembros del grupo (VAlle, CAuca y NAriño). Las canciones cuentan historias de animales, cazadores y leyendas ancestrales, compuestas por el grupo o recogidas por Peregoyo al buscar en las humildes poblaciones pesqueras de la costa, y muestran la verdadera naturaleza de la gente de la región del Pacífico de manera sencilla y directa. Tras empezar a grabar para Discos Fuentes en 1966, el grupo se disolvió unos años más tarde en la Feria de Cali mientras tocaban con Ricardo Ray. Volvieron brevemente décadas después y hoy en día son reconocidos como una influencia esencial de la música colombiana. Realmente, somos afortunados por disponer de estas grabaciones registradas para la posteridad; tanto Peregoyo como el dueño del sello, Don Antonio Fuentes, valoraban las auténticas expresiones culturales de los habitantes locales costeños pero también sabían cómo arreglar, interpretar, grabar y presentar este contenido de manera que tuviese un atractivo internacional. La producción del grupo aguanta con creces el paso del tiempo, y esta reedición presenta uno de sus mejores momentos en su forma original. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead

Los reyes del currulao.

Ver carrito

22,00

Vampisoul

El segundo lanzamiento para Fuentes de Peregoyo y su Combo Vacaná, grabado en 1967, está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno. El conjunto de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional.

Aunque los cuatro álbumes de Peregoyo y su Combo Vacaná son discos clásicos que merecen un lugar destacado en la herencia musical de Colombia , Mi Buenaventura (grabado en 1967) es quizás el más icónico. Su segundo lanzamiento para Fuentes está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno, Peregoyo y su conjunto eran expertos en tocar cualquier estilo de estos y más. El grupo de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio (1917-2007) en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico, y a él se le considera el primero en hacer de las tradiciones musicales de esa zona una parte integral de un repertorio presentado comercialmente. Peregoyo debutó en 1961 con ‘Mi Peregoyo’ y más tarde acompañó a la cantante afro-folclórica Leonor González Mina en esa canción y otras. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región así como tocar la música bailable tropical de Cuba, Nueva York y Puerto Rico que en aquel momento llegaba a Buenaventura en discos traídos por los marinos mercantes. En cierto modo, Peregoyo y su grupo se parecían a los afro-portorriqueños Cortijo y su Combo: ambos grupos fueron pioneros en su época, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional. Peregoyo seleccionó a los mejores músicos locales para que se unieran a su misión de actualizar las expresiones folclóricas nativas, entre los que estaban José Lorenzo Che Benítez (guitarra), Henry Carvajal (bajo), Álvaro Cifuentes (trompeta, arreglos) y Aristarco Torres (saxofón alto). El grupo modernizó estos sonidos al tomar la marimba e instrumentación de percusión de la música original e interpretarla con instrumentos de música de baile caribeña de forma contundente y libre, con un toque jazzy y bullicioso apoyado por ritmos añadidos (Arcesio Chenchudino López y Emiliano Valencia), trepidantes arreglos de llamada y respuesta y melodías cautivadoras. El inconfundible vocalista Marcos Antonio Markkitos Micolta, dotado de una extraordinaria personalidad cuyo talento y calidez lucen en todo lo que canta, se unió en 1962. La palabra peregoyo es una variante local del término emperegoyado, aplicado a alguien que siempre va bien vestido, un hábito infundido en Enrique Urbano desde sus tiempos como un respetado profesor en la escuela de música. Vacaná viene de las primeras letras de los principales orígenes regionales de los miembros del grupo (VAlle, CAuca y NAriño). Las canciones cuentan historias de animales, cazadores y leyendas ancestrales, compuestas por el grupo o recogidas por Peregoyo al buscar en las humildes poblaciones pesqueras de la costa, y muestran la verdadera naturaleza de la gente de la región del Pacífico de manera sencilla y directa. Tras empezar a grabar para Discos Fuentes en 1966, el grupo se disolvió unos años más tarde en la Feria de Cali mientras tocaban con Ricardo Ray. Volvieron brevemente décadas después y hoy en día son reconocidos como una influencia esencial de la música colombiana. Realmente, somos afortunados por disponer de estas grabaciones registradas para la posteridad; tanto Peregoyo como el dueño del sello, Don Antonio Fuentes, valoraban las auténticas expresiones culturales de los habitantes locales costeños pero también sabían cómo arreglar, interpretar, grabar y presentar este contenido de manera que tuviese un atractivo internacional. La producción del grupo aguanta con creces el paso del tiempo, y esta reedición presenta uno de sus mejores momentos en su forma original. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead

Productos relacionados


Ver carrito

22,00

Vampisoul

Mi buenaventura

SKU: VAMPI 185  |  , , ,  | 

El segundo lanzamiento para Fuentes de Peregoyo y su Combo Vacaná, grabado en 1967, está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno. El conjunto de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional.

Aunque los cuatro álbumes de Peregoyo y su Combo Vacaná son discos clásicos que merecen un lugar destacado en la herencia musical de Colombia , Mi Buenaventura (grabado en 1967) es quizás el más icónico. Su segundo lanzamiento para Fuentes está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno, Peregoyo y su conjunto eran expertos en tocar cualquier estilo de estos y más. El grupo de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio (1917-2007) en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico, y a él se le considera el primero en hacer de las tradiciones musicales de esa zona una parte integral de un repertorio presentado comercialmente. Peregoyo debutó en 1961 con ‘Mi Peregoyo’ y más tarde acompañó a la cantante afro-folclórica Leonor González Mina en esa canción y otras. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región así como tocar la música bailable tropical de Cuba, Nueva York y Puerto Rico que en aquel momento llegaba a Buenaventura en discos traídos por los marinos mercantes. En cierto modo, Peregoyo y su grupo se parecían a los afro-portorriqueños Cortijo y su Combo: ambos grupos fueron pioneros en su época, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional. Peregoyo seleccionó a los mejores músicos locales para que se unieran a su misión de actualizar las expresiones folclóricas nativas, entre los que estaban José Lorenzo Che Benítez (guitarra), Henry Carvajal (bajo), Álvaro Cifuentes (trompeta, arreglos) y Aristarco Torres (saxofón alto). El grupo modernizó estos sonidos al tomar la marimba e instrumentación de percusión de la música original e interpretarla con instrumentos de música de baile caribeña de forma contundente y libre, con un toque jazzy y bullicioso apoyado por ritmos añadidos (Arcesio Chenchudino López y Emiliano Valencia), trepidantes arreglos de llamada y respuesta y melodías cautivadoras. El inconfundible vocalista Marcos Antonio Markkitos Micolta, dotado de una extraordinaria personalidad cuyo talento y calidez lucen en todo lo que canta, se unió en 1962. La palabra peregoyo es una variante local del término emperegoyado, aplicado a alguien que siempre va bien vestido, un hábito infundido en Enrique Urbano desde sus tiempos como un respetado profesor en la escuela de música. Vacaná viene de las primeras letras de los principales orígenes regionales de los miembros del grupo (VAlle, CAuca y NAriño). Las canciones cuentan historias de animales, cazadores y leyendas ancestrales, compuestas por el grupo o recogidas por Peregoyo al buscar en las humildes poblaciones pesqueras de la costa, y muestran la verdadera naturaleza de la gente de la región del Pacífico de manera sencilla y directa. Tras empezar a grabar para Discos Fuentes en 1966, el grupo se disolvió unos años más tarde en la Feria de Cali mientras tocaban con Ricardo Ray. Volvieron brevemente décadas después y hoy en día son reconocidos como una influencia esencial de la música colombiana. Realmente, somos afortunados por disponer de estas grabaciones registradas para la posteridad; tanto Peregoyo como el dueño del sello, Don Antonio Fuentes, valoraban las auténticas expresiones culturales de los habitantes locales costeños pero también sabían cómo arreglar, interpretar, grabar y presentar este contenido de manera que tuviese un atractivo internacional. La producción del grupo aguanta con creces el paso del tiempo, y esta reedición presenta uno de sus mejores momentos en su forma original. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead


Ver carrito

22,00

Vampisoul

Peregoyo y su Combo Vacaná

Mi buenaventura

SKU: VAMPI 185  |  , , ,  | 

El segundo lanzamiento para Fuentes de Peregoyo y su Combo Vacaná, grabado en 1967, está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno. El conjunto de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional.

Aunque los cuatro álbumes de Peregoyo y su Combo Vacaná son discos clásicos que merecen un lugar destacado en la herencia musical de Colombia , Mi Buenaventura (grabado en 1967) es quizás el más icónico. Su segundo lanzamiento para Fuentes está repleto de sonidos variados y ritmos festivos, desde las exóticas síncopas polirrítmicas Afrocolombianas y costeñas del currulao, abozao chocoano, porro, cumbia y aguabajo hasta los géneros más conocidos de origen cubano y portorriqueño como descarga, bomba, guaracha y son montuno, Peregoyo y su conjunto eran expertos en tocar cualquier estilo de estos y más. El grupo de nueve miembros fue creado por el compositor y saxofonista tenor Enrique Peregoyo Urbano Tenorio (1917-2007) en Buenaventura, ciudad costera del Pacífico, y a él se le considera el primero en hacer de las tradiciones musicales de esa zona una parte integral de un repertorio presentado comercialmente. Peregoyo debutó en 1961 con ‘Mi Peregoyo’ y más tarde acompañó a la cantante afro-folclórica Leonor González Mina en esa canción y otras. Su misión era modernizar los géneros folclóricos de su región así como tocar la música bailable tropical de Cuba, Nueva York y Puerto Rico que en aquel momento llegaba a Buenaventura en discos traídos por los marinos mercantes. En cierto modo, Peregoyo y su grupo se parecían a los afro-portorriqueños Cortijo y su Combo: ambos grupos fueron pioneros en su época, mostrando con orgullo sus orígenes y dando foco a raíces musicales previamente marginadas pero utilizando de forma contemporánea instrumentación y arreglos de influencia cubana, uniendo géneros dispares en un conjunto viable comercialmente, contribuyendo así a la base de futuros desarrollos en la música latina tropical transnacional. Peregoyo seleccionó a los mejores músicos locales para que se unieran a su misión de actualizar las expresiones folclóricas nativas, entre los que estaban José Lorenzo Che Benítez (guitarra), Henry Carvajal (bajo), Álvaro Cifuentes (trompeta, arreglos) y Aristarco Torres (saxofón alto). El grupo modernizó estos sonidos al tomar la marimba e instrumentación de percusión de la música original e interpretarla con instrumentos de música de baile caribeña de forma contundente y libre, con un toque jazzy y bullicioso apoyado por ritmos añadidos (Arcesio Chenchudino López y Emiliano Valencia), trepidantes arreglos de llamada y respuesta y melodías cautivadoras. El inconfundible vocalista Marcos Antonio Markkitos Micolta, dotado de una extraordinaria personalidad cuyo talento y calidez lucen en todo lo que canta, se unió en 1962. La palabra peregoyo es una variante local del término emperegoyado, aplicado a alguien que siempre va bien vestido, un hábito infundido en Enrique Urbano desde sus tiempos como un respetado profesor en la escuela de música. Vacaná viene de las primeras letras de los principales orígenes regionales de los miembros del grupo (VAlle, CAuca y NAriño). Las canciones cuentan historias de animales, cazadores y leyendas ancestrales, compuestas por el grupo o recogidas por Peregoyo al buscar en las humildes poblaciones pesqueras de la costa, y muestran la verdadera naturaleza de la gente de la región del Pacífico de manera sencilla y directa. Tras empezar a grabar para Discos Fuentes en 1966, el grupo se disolvió unos años más tarde en la Feria de Cali mientras tocaban con Ricardo Ray. Volvieron brevemente décadas después y hoy en día son reconocidos como una influencia esencial de la música colombiana. Realmente, somos afortunados por disponer de estas grabaciones registradas para la posteridad; tanto Peregoyo como el dueño del sello, Don Antonio Fuentes, valoraban las auténticas expresiones culturales de los habitantes locales costeños pero también sabían cómo arreglar, interpretar, grabar y presentar este contenido de manera que tuviese un atractivo internacional. La producción del grupo aguanta con creces el paso del tiempo, y esta reedición presenta uno de sus mejores momentos en su forma original. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead