Catalogo - Salsa con monte

Michi Sarmiento y su Combo Bravo

Salsa con monte


Ver carrito

22,00

Vampisoul

Michi Sarmiento y su Combo Bravo

Salsa con monte


SKU: VAMPI 184  |  , ,  | 

Primera reedición del sexto álbum de Michi Sarmiento y su Bravos, originalmente publicado por Discos Fuentes en 1973. El LP incluye magníficos temas originales y una selección de brillantes versiones con una deslumbrante mezcla de géneros: guanguancó, cumbelé, calypso, cumbión, rumba, paseo, gaita, merengue… ¡Una fiesta de baile latino tropical!

Vampisoul presenta otro LP facsímil de nuestra serie de reediciones de títulos clásicos de Discos Fuentes, en este caso una fiesta tropical irresistible a cargo de Blas Michi Sarmiento. Ha sido difícil decidir qué álbum de Michi y sus Bravos reeditar, ya que todos son estupendos, pero hicimos una pequeña encuesta entre fans y DJs y su sexto LP, Salsa con monte (1973), recibió más votos que ninguno, aunque estuvo apretado y cualquier otro podría haber ocupado su lugar. El Michi, como lo apodó su madre por un cerdito muy lindo con el mismo nombre, es hijo del clarinetista y saxofonista Clímaco Sarmiento, un director de orquesta y extraordinario músico de sesión que grabó para Fuentes durante décadas. Michi fue un niño prodigio con gran talento para la música que creció en la histórica ciudad porteña de Cartagena. Con dotes para la percusión y el canto desde pequeño, se le conoce sobre todo por seguir los pasos de su padre con el clarinete, saxofón, la composición y el arreglo de temas como sus principales habilidades. A los 17 años Michi tenía su propia banda y ya en 1967 los Bravos competían con los sound systems locales y las emisoras de radio que pinchaban la nueva generación de discos latinos que llegaban de Nueva York, Caracas y San Juan: salsa, descarga, charanga y bugalú. Aunque Sarmiento ha conservado su pasión por la música costeña tradicional afrocolombiana hasta hoy (porro, cumbia, cumbelé, gaita, paseo y merecumbé), Los Bravos siempre interpretaron esos estilos de manera dura, libre y rápida, igual que la salsa y el bugalú – debían ser duros y variados porque tenían que competir con los DJs, así que Michi prefería grabar en directo en el estudio para que el resultado final fuese una muestra certera de la fuerza que proyectaban como conjunto al verlos tocar (tal como hizo Fruko en 1970, hecho que en parte lo inspiró para montar su propio grupo de salsa, Los Tesos). El álbum contiene varias versiones magníficas, con la sorprendente elección de ‘Viramundo’, el hit de 1967 del tropicalista Gilberto Gil, para dar comienzo a la cara A. Luego vienen el potente guaguancó de ‘Se apagó’ (composición original de Joe Hurtado, uno de los vocalistas de Michi) seguido de una deslumbrante sucesión de géneros: cumbelé, calypso, pasebol, cumbión y rumba (una versión de ‘La rumba se acabó’ de The New Swing Sextet), ¡y eso solo en la cara A! La cara B empieza con la canción que da título al disco, una intensa descarga con un tumbao capaz de competir con cualquier tema nuyorican de Willie Colón o Ray Barretto. El resto de esta cara es igual de trepidante, con una gran versión de ‘Olaya’ de Justi Barreto (dada a conocer originalmente por La Playa Sextet en 1967) seguida de una sabrosa porción de animado material tropical costeño: la gaita ‘Rosy’ y el paseo ‘Me engañaste’ (cantado por Felipe Sambergman Jr). El álbum se cierra con una versión de ‘La casa del jabonero’, una plena-bomba con juego de palabras del cantante portorriqueño Chivirico Dávila, que la convirtió en éxito en 1968 con el director de orquesta Joe Cotto, pero interpretada aquí de manera contagiosa en un estilo de merengue pambiche dominicano. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead


Ver carrito

22,00

Vampisoul

Primera reedición del sexto álbum de Michi Sarmiento y su Bravos, originalmente publicado por Discos Fuentes en 1973. El LP incluye magníficos temas originales y una selección de brillantes versiones con una deslumbrante mezcla de géneros: guanguancó, cumbelé, calypso, cumbión, rumba, paseo, gaita, merengue… ¡Una fiesta de baile latino tropical!

Vampisoul presenta otro LP facsímil de nuestra serie de reediciones de títulos clásicos de Discos Fuentes, en este caso una fiesta tropical irresistible a cargo de Blas Michi Sarmiento. Ha sido difícil decidir qué álbum de Michi y sus Bravos reeditar, ya que todos son estupendos, pero hicimos una pequeña encuesta entre fans y DJs y su sexto LP, Salsa con monte (1973), recibió más votos que ninguno, aunque estuvo apretado y cualquier otro podría haber ocupado su lugar. El Michi, como lo apodó su madre por un cerdito muy lindo con el mismo nombre, es hijo del clarinetista y saxofonista Clímaco Sarmiento, un director de orquesta y extraordinario músico de sesión que grabó para Fuentes durante décadas. Michi fue un niño prodigio con gran talento para la música que creció en la histórica ciudad porteña de Cartagena. Con dotes para la percusión y el canto desde pequeño, se le conoce sobre todo por seguir los pasos de su padre con el clarinete, saxofón, la composición y el arreglo de temas como sus principales habilidades. A los 17 años Michi tenía su propia banda y ya en 1967 los Bravos competían con los sound systems locales y las emisoras de radio que pinchaban la nueva generación de discos latinos que llegaban de Nueva York, Caracas y San Juan: salsa, descarga, charanga y bugalú. Aunque Sarmiento ha conservado su pasión por la música costeña tradicional afrocolombiana hasta hoy (porro, cumbia, cumbelé, gaita, paseo y merecumbé), Los Bravos siempre interpretaron esos estilos de manera dura, libre y rápida, igual que la salsa y el bugalú – debían ser duros y variados porque tenían que competir con los DJs, así que Michi prefería grabar en directo en el estudio para que el resultado final fuese una muestra certera de la fuerza que proyectaban como conjunto al verlos tocar (tal como hizo Fruko en 1970, hecho que en parte lo inspiró para montar su propio grupo de salsa, Los Tesos). El álbum contiene varias versiones magníficas, con la sorprendente elección de ‘Viramundo’, el hit de 1967 del tropicalista Gilberto Gil, para dar comienzo a la cara A. Luego vienen el potente guaguancó de ‘Se apagó’ (composición original de Joe Hurtado, uno de los vocalistas de Michi) seguido de una deslumbrante sucesión de géneros: cumbelé, calypso, pasebol, cumbión y rumba (una versión de ‘La rumba se acabó’ de The New Swing Sextet), ¡y eso solo en la cara A! La cara B empieza con la canción que da título al disco, una intensa descarga con un tumbao capaz de competir con cualquier tema nuyorican de Willie Colón o Ray Barretto. El resto de esta cara es igual de trepidante, con una gran versión de ‘Olaya’ de Justi Barreto (dada a conocer originalmente por La Playa Sextet en 1967) seguida de una sabrosa porción de animado material tropical costeño: la gaita ‘Rosy’ y el paseo ‘Me engañaste’ (cantado por Felipe Sambergman Jr). El álbum se cierra con una versión de ‘La casa del jabonero’, una plena-bomba con juego de palabras del cantante portorriqueño Chivirico Dávila, que la convirtió en éxito en 1968 con el director de orquesta Joe Cotto, pero interpretada aquí de manera contagiosa en un estilo de merengue pambiche dominicano. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead

Productos relacionados


Ver carrito

22,00

Vampisoul

Salsa con monte

SKU: VAMPI 184  |  , ,  | 

Primera reedición del sexto álbum de Michi Sarmiento y su Bravos, originalmente publicado por Discos Fuentes en 1973. El LP incluye magníficos temas originales y una selección de brillantes versiones con una deslumbrante mezcla de géneros: guanguancó, cumbelé, calypso, cumbión, rumba, paseo, gaita, merengue… ¡Una fiesta de baile latino tropical!

Vampisoul presenta otro LP facsímil de nuestra serie de reediciones de títulos clásicos de Discos Fuentes, en este caso una fiesta tropical irresistible a cargo de Blas Michi Sarmiento. Ha sido difícil decidir qué álbum de Michi y sus Bravos reeditar, ya que todos son estupendos, pero hicimos una pequeña encuesta entre fans y DJs y su sexto LP, Salsa con monte (1973), recibió más votos que ninguno, aunque estuvo apretado y cualquier otro podría haber ocupado su lugar. El Michi, como lo apodó su madre por un cerdito muy lindo con el mismo nombre, es hijo del clarinetista y saxofonista Clímaco Sarmiento, un director de orquesta y extraordinario músico de sesión que grabó para Fuentes durante décadas. Michi fue un niño prodigio con gran talento para la música que creció en la histórica ciudad porteña de Cartagena. Con dotes para la percusión y el canto desde pequeño, se le conoce sobre todo por seguir los pasos de su padre con el clarinete, saxofón, la composición y el arreglo de temas como sus principales habilidades. A los 17 años Michi tenía su propia banda y ya en 1967 los Bravos competían con los sound systems locales y las emisoras de radio que pinchaban la nueva generación de discos latinos que llegaban de Nueva York, Caracas y San Juan: salsa, descarga, charanga y bugalú. Aunque Sarmiento ha conservado su pasión por la música costeña tradicional afrocolombiana hasta hoy (porro, cumbia, cumbelé, gaita, paseo y merecumbé), Los Bravos siempre interpretaron esos estilos de manera dura, libre y rápida, igual que la salsa y el bugalú – debían ser duros y variados porque tenían que competir con los DJs, así que Michi prefería grabar en directo en el estudio para que el resultado final fuese una muestra certera de la fuerza que proyectaban como conjunto al verlos tocar (tal como hizo Fruko en 1970, hecho que en parte lo inspiró para montar su propio grupo de salsa, Los Tesos). El álbum contiene varias versiones magníficas, con la sorprendente elección de ‘Viramundo’, el hit de 1967 del tropicalista Gilberto Gil, para dar comienzo a la cara A. Luego vienen el potente guaguancó de ‘Se apagó’ (composición original de Joe Hurtado, uno de los vocalistas de Michi) seguido de una deslumbrante sucesión de géneros: cumbelé, calypso, pasebol, cumbión y rumba (una versión de ‘La rumba se acabó’ de The New Swing Sextet), ¡y eso solo en la cara A! La cara B empieza con la canción que da título al disco, una intensa descarga con un tumbao capaz de competir con cualquier tema nuyorican de Willie Colón o Ray Barretto. El resto de esta cara es igual de trepidante, con una gran versión de ‘Olaya’ de Justi Barreto (dada a conocer originalmente por La Playa Sextet en 1967) seguida de una sabrosa porción de animado material tropical costeño: la gaita ‘Rosy’ y el paseo ‘Me engañaste’ (cantado por Felipe Sambergman Jr). El álbum se cierra con una versión de ‘La casa del jabonero’, una plena-bomba con juego de palabras del cantante portorriqueño Chivirico Dávila, que la convirtió en éxito en 1968 con el director de orquesta Joe Cotto, pero interpretada aquí de manera contagiosa en un estilo de merengue pambiche dominicano. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead


Ver carrito

22,00

Vampisoul

Michi Sarmiento y su Combo Bravo

Salsa con monte

SKU: VAMPI 184  |  , ,  | 

Primera reedición del sexto álbum de Michi Sarmiento y su Bravos, originalmente publicado por Discos Fuentes en 1973. El LP incluye magníficos temas originales y una selección de brillantes versiones con una deslumbrante mezcla de géneros: guanguancó, cumbelé, calypso, cumbión, rumba, paseo, gaita, merengue… ¡Una fiesta de baile latino tropical!

Vampisoul presenta otro LP facsímil de nuestra serie de reediciones de títulos clásicos de Discos Fuentes, en este caso una fiesta tropical irresistible a cargo de Blas Michi Sarmiento. Ha sido difícil decidir qué álbum de Michi y sus Bravos reeditar, ya que todos son estupendos, pero hicimos una pequeña encuesta entre fans y DJs y su sexto LP, Salsa con monte (1973), recibió más votos que ninguno, aunque estuvo apretado y cualquier otro podría haber ocupado su lugar. El Michi, como lo apodó su madre por un cerdito muy lindo con el mismo nombre, es hijo del clarinetista y saxofonista Clímaco Sarmiento, un director de orquesta y extraordinario músico de sesión que grabó para Fuentes durante décadas. Michi fue un niño prodigio con gran talento para la música que creció en la histórica ciudad porteña de Cartagena. Con dotes para la percusión y el canto desde pequeño, se le conoce sobre todo por seguir los pasos de su padre con el clarinete, saxofón, la composición y el arreglo de temas como sus principales habilidades. A los 17 años Michi tenía su propia banda y ya en 1967 los Bravos competían con los sound systems locales y las emisoras de radio que pinchaban la nueva generación de discos latinos que llegaban de Nueva York, Caracas y San Juan: salsa, descarga, charanga y bugalú. Aunque Sarmiento ha conservado su pasión por la música costeña tradicional afrocolombiana hasta hoy (porro, cumbia, cumbelé, gaita, paseo y merecumbé), Los Bravos siempre interpretaron esos estilos de manera dura, libre y rápida, igual que la salsa y el bugalú – debían ser duros y variados porque tenían que competir con los DJs, así que Michi prefería grabar en directo en el estudio para que el resultado final fuese una muestra certera de la fuerza que proyectaban como conjunto al verlos tocar (tal como hizo Fruko en 1970, hecho que en parte lo inspiró para montar su propio grupo de salsa, Los Tesos). El álbum contiene varias versiones magníficas, con la sorprendente elección de ‘Viramundo’, el hit de 1967 del tropicalista Gilberto Gil, para dar comienzo a la cara A. Luego vienen el potente guaguancó de ‘Se apagó’ (composición original de Joe Hurtado, uno de los vocalistas de Michi) seguido de una deslumbrante sucesión de géneros: cumbelé, calypso, pasebol, cumbión y rumba (una versión de ‘La rumba se acabó’ de The New Swing Sextet), ¡y eso solo en la cara A! La cara B empieza con la canción que da título al disco, una intensa descarga con un tumbao capaz de competir con cualquier tema nuyorican de Willie Colón o Ray Barretto. El resto de esta cara es igual de trepidante, con una gran versión de ‘Olaya’ de Justi Barreto (dada a conocer originalmente por La Playa Sextet en 1967) seguida de una sabrosa porción de animado material tropical costeño: la gaita ‘Rosy’ y el paseo ‘Me engañaste’ (cantado por Felipe Sambergman Jr). El álbum se cierra con una versión de ‘La casa del jabonero’, una plena-bomba con juego de palabras del cantante portorriqueño Chivirico Dávila, que la convirtió en éxito en 1968 con el director de orquesta Joe Cotto, pero interpretada aquí de manera contagiosa en un estilo de merengue pambiche dominicano. Pablo Yglesias aka DJ Bongohead